La COP22 comienza su andadura con cinco temáticas clave para avanzar en la implementación del Acuerdo de París

Tres días después de la entrada en vigor del Acuerdo de París, ayer fue inaugurada en la localidad de Bab Ighli (Marrakech, Marruecos) la 22.ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP22 de la CMNUCC). Durante la apertura, Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva de la CMNUCC, explicó los cinco temas clave en los que los países deben trabajar para avanzar en la implementación del Acuerdo de París

Imágenes: CMNUCC, COP22.

El acto inaugural estuvo presidido por el ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos, Salaheddine Mezouar, nombrado presidente de la COP22, y contó con la presencia de Ségolène Royal, ministra francesa de Medio Ambiente y presidenta de la COP21 de París, y Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva de la CMNUCC.

El acto inaugural estuvo presidido por el ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos, Salaheddine Mezouar, nombrado presidente de la COP22, y contó con la presencia de Ségolène Royal, ministra francesa de Medio Ambiente y presidenta de la COP21 de París, Hoesung Lee, presidente del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) y Patricia Espinosa, secretaria ejecutiva de la CMNUCC.

El ministro marroquí destacó en su discurso la voluntad de su país de poner de manifiesto el deseo «de África de ser dueña de su destino para reducir su vulnerabilidad y reforzar su resiliencia». Asimismo resaltó el buen momento para la acción que se está viendo en todo el mundo, al tiempo que reconoció que el Acuerdo de París aún no ha puesto al mundo camino de lograr el objetivo de limitar el calentamiento global por debajo de los 1,5 o 2 º C, tal y como la comunidad internacional acordó el año pasado en París.

A este respecto, invitó a los representantes de los gobiernos «a que en los próximos 11 días se muestren más ambiciosos que nunca en sus compromisos. La opinión pública de todo el mundo debe percibir el cambio. Debe darse un cambio en todos los niveles, desde en proyectos a escala local hasta en iniciativas que atraviesen las fronteras. Hay que generar auténticas alianzas que aporten beneficios para todos sus socios».

Por su parte, Patricia Espinosa incidió en que «alcanzar los objetivos y ambiciones del acuerdo no es algo dado de antemano. Nos hemos embarcado en un esfuerzo para cambiar el curso de una historia de dos siglos de desarrollo intenso en emisiones de carbono. Urge que las emisiones mundiales toquen techo lo antes posible como urge lograr sociedades mucho más resilientes al clima».

Al hilo de esto último, clasificó en cinco las temáticas sobre las que los países deberán trabajar para avanzar en la consecución de los compromisos adoptados con el Acuerdo de París:

1.º «La financiación está fluyendo, pero sabemos que no es suficiente. Tiene que alcanzar el nivel suficiente y tener la previsibilidad necesaria para catalizar un desarrollo bajo en emisiones y resiliente al clima», aseguró.

2.º Por otra parte, afirmó que «es necesario integrar las contribuciones determinadas a nivel nacional en las políticas nacionales y los planes de inversión».

3.º Asimismo, explicó que «hay que dar una mayor prioridad a apoyar las medidas de adaptación y garantizar que se logran avances en el mecanismo de pérdidas y daños para salvaguardar los avances de desarrollo en el seno de las comunidades más vulnerables».

4.º El cuarto aspecto hace referencia a que «tenemos que abordar las necesidades de fomento de la capacidad de los países en desarrollo de una forma a la vez adaptada y específica a sus requerimientos».

5.º Y, por último, detalló que «los interesados que no son Partes tanto del norte como del sur necesitan participar plenamente, ya que son fundamentales en la agenda de acción global para llevar a cabo un cambio transformador».

Espinosa concluyó defendiendo que «nuestro trabajo en Marrakech debe reflejar nuestra nueva realidad. Ningún político o ciudadano, directivo o inversor puede poner en duda que la transformación hacia una economía y sociedad bajas en emisiones y resilientes es la determinación excepcional de la comunidad de naciones».

Con anterioridad al inicio del orden del día, los asistentes a la inauguración de la conocida como la COP de la implementación del Acuerdo de París encendieron unas pequeñas lámparas solares en forma de flor de Etiopía para simbolizar el derecho de África a la luz y un grupo percusionista local interpretó una canción para dar el pistoletazo de salida a unas negociaciones que durarán hasta el próximo 18 de noviembre, con la presencia de unos 20 000 delegados de 196 países.

Cabe apuntar que, hasta la fecha, ya son 102 los países que han ratificado al Acuerdo de París, de manera muestran así su compromiso por lograr los objetivos del acuerdo, una señal de crítica importancia, ya que el tiempo apremia para poner al mundo en la buena trayectoria para lograr los objetivos establecidos.

Fuente: CMNUCC, COP22.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.