La contribución de la agricultura a la mitigación de los efectos del cambio climático

La Embajada de los Países Bajos en España organiza el próximo 26 de enero la jornada «La contribución de la agricultura a la mitigación de los efectos del cambio climático». Durante la sesión, que tendrá lugar a lo largo de la mañana en la sede del Mapama, se darán a conocer estrategias e iniciativas agrarias que tienen en cuenta la variable de este fenómeno global y le hacen frente mediante el empleo de buenas prácticas que reducen las emisiones de las explotaciones y la aplicación de medidas de adaptación.

Imagen: E. Chesnut (Freeimages).

la actividad agraria es una emisora significativa de GEI. Los sectores agroalimentarios también son capaces de actuar sobre el cambio climático mediante la reducción de sus emisiones y adaptándose al cambio climático. Los efectos del cambio climático sobre la agricultura son significativos. Se espera que en la mitad norte de Europa los rendimientos sean más altos, pero también aparecerán periodos más largos de tiempo seco y caluroso, periodos más largos de severas lluvias, aumento del nivel del mar y del riesgo de fenómenos meteorológicos severos.

El cambio climático implica dos tipos de acciones: mitigación y adaptación. La mitigación se centra en evitar un aumento adicional de las temperaturas mundiales, mientras que la adaptación va dirigida hacia los efectos de este cambio.

El Acuerdo de París adoptado en diciembre de 2015 se considera un éxito de gran relevancia en las negociaciones internacionales sobre el clima. Es la primera vez que un tratado internacional contiene metas y medidas adicionales de reducción de emisiones para casi 200 países. Este pacto global gira en torno a dos objetivos a largo plazo:

1.º Objetivo relacionados con la temperatura, a fin de mantener el calentamiento global «muy por debajo de los 2°C con respecto a los niveles preindustriales y proseguir los esfuerzos para limitar el incremento de la temperatura a 1,5°C».

2.º «A fin de alcanzar el objetivo de temperatura a largo plazo (…), las partes deberían aspirar a lograr el pico mundial de las emisiones de GEI lo antes posible (…) y emprender reducciones rápidas (…), para conseguir un equilibrio entre las emisiones antropogénicas por fuentes y las absorciones por sumideros de GEI en la segunda mitad de este siglo».

En este escenario, cabe recordar que la actividad agraria es una emisora significativa de GEI. Los sectores agroalimentarios también son capaces de actuar sobre el cambio climático mediante la reducción de sus emisiones y adaptándose al cambio climático.

La UE, y por lo tanto Holanda y España, tienen por objetivo a largo plazo en las Contribuciones Nacionales Intencionadas y Determinadas (INDC, por sus siglas en inglés) reducir las emisiones de GEI un 80-95 % para 2050. Este objetivo todavía puede variar y ha de ser adaptado a cada Estado miembro.

Holanda presentará lo realizado hasta ahora para disminuir las emisiones de su sector agrario. Los objetivos holandeses para 2030 no están todavía establecidos. Cada país ha de encontrar sus propias soluciones para la adaptación al clima. Sin embargo, las naciones pueden también aprender unas de otros.

Así por ejemplo, existen diversas plataformas como Climate KIC y GACSA (Alianza Global para una Agricultura Climáticamente Inteligente), en las que científicos y responsables políticos intercambian conocimiento y experiencia.

Es importante tener en consideración que, aparte de los efectos sobre su propia agricultura, Europa tiene un impacto más allá de sus fronteras debido a las importaciones que realiza para su industria alimentaria y de alimentación animal.

Lugar y programa

La convocatoria tendrá lugar en el salón de actos del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, entre las 9:15 h y las 12:45 h, y será inaugurada por el embajador de los Países Bajos en España, Matthijs van Bonzel, y el director general de Producciones y Mercados Agrarios del Mapama, Fernando Miranda.

El primer bloque del programa de ponentes lo componen Elmar Theune, experta en política del Programa Energía y Clima en los Sectores Agrícolas del Ministerio de Economía de los Países Bajos, quien hablará sobre «La agricultura holandesa y el clima»; José Luis Sáenz, de la DG de Producciones y Mercados Agrarios del Mapama, quien abordará «La agricultura española ante el cambio climático»; y Henk van der Mheen, del Grupo de Ciencia Animal de la Universidad de Wageningen, que expondrá una presentación sobre «Seguridad alimentaria climáticamente inteligente: la importancia de la cooperación global en la investigación».

El segundo bloque del programa lo integran Ana Iglesias, del Departamento de Economía Agraria de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) e integrante de Red Remedia, que tratará sobre «La Red Remedia: oportunidades para implantar medidas climáticamente inteligentes en la agricultura»; Peter Prins, del Programa «More crop per drop», del Consorcio Holandés del Agua (NWP, por su acrónimo inglés), cuya temática será «La gestión inteligente del agua en la agricultura»; y Eddy Essenlink, especialista en Desarrollo Sostenible de la Asociación de las Grasas y el Aceite MVO, quien abordará la ponencia «Hacia cadenas de suministro más sostenibles: el enfoque».

Para concluir, tendrá lugar un coloquio entre los participantes y el público que será moderado por Ricardo Migueláñez, de Agrifood.

 

Fuente: Embajada de los Países Bajos en España.

Deja un comentario