La Comisión Europea renueva su estrategia de acción contra el tráfico de especies silvestres

La Comisión Europea ha adoptado recientemente un nuevo plan de acción contra el tráfico de especies silvestres que establece una planificación integral para unir los esfuerzos en marcha dirigidos a luchar contra el crimen de la fauna dentro de la UE, así como para reforzar el papel de la Unión en la lucha global contra estas actividades ilegales.

 

En los últimos años, se ha registrado un drástico repunte del tráfico de especies silvestres. Se calcula que cada año pasan por las manos de grupos de delincuencia organizada entre 8000 y 20 000 millones de euros.

En los últimos años, se ha registrado un drástico repunte del tráfico de especies silvestres. Se calcula que cada año pasan por las manos de grupos de delincuencia organizada entre 8000 y 20 000 millones de euros. Esta forma de tráfico se sitúa así al mismo nivel que la trata de seres humanos y que el tráfico de drogas o de armas y no solo constituye una amenaza para la supervivencia de algunas especies emblemáticas, sino que alimenta también la corrupción, causa víctimas humanas y priva a comunidades muy pobres de unos ingresos que les son indispensables. Además, pone en peligro la seguridad del África central, donde las milicias y los grupos terroristas financian parcialmente sus actividades gracias al tráfico de especies silvestres.

«El tráfico de especies silvestres constituye una grave amenaza para la sostenibilidad de nuestro futuro y debemos combatirlo desde varios frentes. Al ritmo actual, un niño que nazca hoy verá los últimos elefantes y rinocerontes salvajes antes de cumplir sus 25 años. El nuevo plan de acción pone en negro sobre blanco nuestro compromiso de terminar con esta actividad delictiva aunando sobre el terreno la voluntad política y la acción», declaró Karmenu Vella, comisario europeo de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, durante el anuncio de la nueva estrategia.

El plan cuenta está integrado por 32 medidas y consta de tres ejes primordiales: una aplicación más estricta, una mejor cooperación y una prevención más efectiva y será ejecutado conjuntamente tanto por las divisiones comunitarias Servicios de Acción Externa Europea (EEAS, por sus siglas en inglés), Europol, Eurojust y los Estados miembros hasta 2020.

En cuanto a las 32 medidas definidas, deberán llevarse a cabo de aquí a 2020, mientras que las tres prioridades en las que se centran suponen en detalle:

– Prevenir el tráfico y reducir la oferta y la demanda de productos de especies silvestres de origen ilegal. Para ello, se prevé, por ejemplo, que la Comisión elabore para finales de 2016 unas directrices destinadas a suspender la exportación desde la UE de objetos de marfil antiguos.

– Reforzar la aplicación de las normas existentes y combatir con mayor efectividad la delincuencia organizada mediante la intensificación de la cooperación entre las fuerzas y cuerpos de seguridad competentes, como, por ejemplo, Europol.

– Impulsar la cooperación entre los países de origen, tránsito y destino a través del empleo, entre otros medios, de una contribución financiera estratégica de la UE que permita luchar contra el tráfico en los propios países de origen, ayudar a construir la capacidad necesaria para las tareas de represión y aportar en el largo plazo las fuentes de ingresos que precisan las comunidades rurales de las zonas donde abunda la fauna silvestre.

 

Fuente: CE.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.