La CE revela su Plan de Acción sobre finanzas sostenibles y tecnología financiera para estimular la economía verde

A finales de la semana pasada, la Comisión Europea reveló su Plan de Acción sobre finanzas sostenibles y tecnología financiera, con el que busca alinear al sector financiero con las necesidades de una economía europea determinada a avanzar hacia su reverdecimiento.

 

La estrategia presentada forma parte de los esfuerzos de la Unión de los Mercados de Capitales (UMC) por impulsar la transición hacia una sociedad y economía europeas sostenibles. La estrategia presentada forma parte de los esfuerzos de la Unión de los Mercados de Capitales (UMC) por impulsar la transición hacia una sociedad y economía europeas sostenibles. Para ello, las medidas propuestas dirigen sus esfuerzos a que las entidades financieras respalden la agenda comunitaria sobre clima y desarrollo sostenible. Con ello, apoyarán a su vez el logro del Acuerdo de París sobre cambio climático y la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.

El Plan de Acción se deriva de las recomendaciones realizadas por el Grupo de Expertos de Alto Nivel sobre Finanzas Sostenibles en su informe final sobre las oportunidades y retos a los que se enfrenta la Unión Europea en la formulación de una política financiera sostenible.

Los expertos han calculado que se requieren unos 180 000 millones de EUR de inversiones adicionales al año para cumplir los compromisos adquiridos en la COP21 de París, entre ellos, disminuir un 40 % las emisiones de gases de efecto invernadero.

Los objetivos en los que se centra el nuevo plan de acción sobre finanzas verdes consisten en reorientar los flujos de capital hacia inversiones sostenibles, para lograr un crecimiento sostenible e inclusivo; gestionar los riesgos financieros derivados del cambio climático, los desastres naturales, la degradación ambiental y las cuestiones sociales; y fomentar la transparencia y el largo plazo en la actividad financiera y económica.

Algunos de los pilares sobre los que se sustenta la nueva estrategia para impulsar las finanzas sostenibles son:

– Establecer un lenguaje común para las finanzas sostenibles, es decir, un sistema de clasificación unificado —o taxonomía— de la UE, que defina lo que es sostenible y señale los ámbitos en los que la inversión sostenible puede tener mayor repercusión.

– Crear etiquetas de la UE para los productos financieros «verdes» sobre la base de este sistema de clasificación de la UE: los inversores podrán así identificar fácilmente las inversiones que cumplen los criterios ecológicos o de bajas emisiones de carbono.

– Clarificar la obligación de los gestores de activos y los inversores institucionales de tener en cuenta la sostenibilidad en el proceso de inversión y reforzar los requisitos en materia de divulgación de información.

– Obligar a las empresas de seguros y de inversión a que asesoren a sus clientes sobre la base de las preferencias de estos en materia de sostenibilidad.

– Integrar la sostenibilidad en los requisitos prudenciales: los bancos y las compañías de seguros son una importante fuente de financiación externa para la economía europea. La Comisión examinará la viabilidad de recalibrar los requisitos de capital aplicables a los bancos (el denominado «factor de apoyo verde») para las inversiones sostenibles, cuando así se justifique desde el punto de vista del riesgo, velando al mismo tiempo por que se proteja la estabilidad financiera.

– Aumentar la transparencia de los informes corporativos. Se propone revisar las directrices relativas a la información no financiera para adecuarlas en mayor medida a las recomendaciones del Grupo de Trabajo del Consejo de Estabilidad Financiera sobre Divulgación de Información Financiera relacionada con el Clima.

Fuente: Comisión Europea.

Deja un comentario