La biodiversidad y capital natural, incluidos en las nuevas directrices de la CE sobre información no financiera

La Comisión Europea (CE) ha reiterado la importancia de reconocer la información relacionada con la diversidad biológica en sus directrices recientes sobre información no financiera. Estas tienen por objeto desarrollar una metodología basada en principios que sea pertinente para las empresas de todos los sectores económicos, lo que les ayuda a revelar información no financiera oportuna, útil y comparable. En la comunicación divulgada al respecto, la CE tiene en cuenta las mejores prácticas, avances importantes y resultados de las iniciativas conexas, tanto en la UE como a escala internacional.

 

La Comisión Europea ha reiterado la importancia de reconocer la información relacionada con la diversidad biológica en sus directrices recientes sobre información no financiera.

En materia de cuestiones medioambientales, la Comisión reconoce que «conviene que una sociedad divulgue información pertinente sobre los impactos reales y potenciales de sus actividades sobre el medioambiente, y sobre cómo las cuestiones ambientales actuales y previsibles pueden afectar a la evolución, los resultados o la situación de la sociedad». En este sentido, concreta que puede tratarse de la «divulgación de información significativa sobre prevención y control de la contaminación; impacto ambiental del consumo energético; emisiones directas e indirectas a la atmósfera; el uso y la protección de los recursos naturales (por ejemplo, el agua y la tierra) y la protección correspondiente de la diversidad biológica», entre otros.

 

De este modo, la CE subraya la importancia de informar sobre los impactos reales y potenciales de las operaciones sobre el medioambiente y la forma en que las cuestiones ambientales actuales y previsibles pueden afectar al desarrollo, desempeño o posición de la empresa.

Adicionalmente, la comunicación menciona el Protocolo de Capital Natural como uno de los marcos para la presentación de informes no financieros y reconoce los impactos y las dependencias del capital natural y la biodiversidad como uno de los KPIs (Key Performance Indicators —Indicador Clave de Rendimiento) disponibles para responder a requerimientos específicos de reportes ambientales.

Fuente: Comisión Europea.

 

Deja un comentario