La biodiversidad forma parte de la estrategia empresarial del 72 % de la grandes compañías españolas

Así queda recogido en el Informe del Observatorio de la Gestión de la Biodiversidad presentado a finales de la semana pasada por el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, un documento elaborado por los responsables del Club de la Excelencia en Sostenibilidad con el apoyo de la Fundación Biodiversidad.

El 22 % de las grandes compañías españolas considera que la gestión de la biodiversidad es una oportunidad de negocio.En compañía del secretario general del Club de Excelencia en Sostenibilidad, Juan Alfaro, Ramos ha destacado que las empresas españolas han sido capaces de incorporar a su actividad en los últimos años variables como la protección de la biodiversidad. Asimismo, hizo hincapié en que «actualmente, la biodiversidad es un reto dentro de la sostenibilidad, y solo las empresas sostenibles, van a perdurar».
En este sentido, tal y como explicó durante el acto Juan Alfaro, el estudio revela como el 72 % de las grandes empresas contempla la conservación de la biodiversidad dentro de su estrategia empresarial y que un 22 % la considera una oportunidad de negocio.

De las 50 grandes empresas y 235 pymes cuya opinión se ha tenido en cuenta para la elaboración del estudio, el 24 % de las grandes empresas y el 3 % de las pymes declararon disponer de planes de formación para que sus trabajadores integren el conocimiento y la conservación de la biodiversidad relacionados con sus actividades.

Por otra parte, el 32 % de las pymes reconoce que su actividad tiene efectos sobre los espacios protegidos o áreas de interés natural, y el 66% en el caso de las grandes firmas y el 40 % de las pymes asegura conocer el coste o impacto medioambiental que afecta su actividad económica de forma directa o indirecta a la biodiversidad.

Asimismo, el 40 % de las grandes firmas realiza o distribuye productos cuya producción tiene efectos sobre espacios protegidos o áreas de interés natural y promueven acciones de restauración y compensación de impactos. Solo un 36 % dispone de descriptores e indicadores para medir y valorar la gestión de la biodiversidad. Además, únicamente un 30 % de las grandes empresas dispone de alguna estrategia de compensación que garantice un reparto justo y equitativo en las comunidades locales donde opera derivado del aprovechamiento de los recursos naturales.

Otro dato reseñable del estudio es que un 75 % de las empresas encuestadas asegura que es relevante la colaboración conjunta entre empresas e instituciones para una más eficiente gestión de la biodiversidad.

Durante su intervención, Federico Ramos también subrayó que «en los últimos años, las empresas han sido capaces de incorporar variables como la protección de la biodiversidad sin dejar de trabajar para obtener una cuenta de resultados aceptable, crear empleo y ser rentables».

A su parecer, «antes se gestionaban los recursos como si fueran ilimitados y ahora todos somos conscientes de que son limitados y de que como no los incluyamos en nuestras decisiones económicas ni acertaremos ni podremos avanzar. Nuestro modelo será insostenible».

Fuente: Fundación Biodiversidad, Corresponsables.

Deja un comentario