Investigadores españoles alertan del peligro de subestimar los efectos menos llamativos del cambio climático

La investigación que lleva por título «Dimensiones múltiples del cambio climático y sus implicaciones sobre la biodiversidad» («Multiple Dimensions of Climate Change and Their Implications for Biodiversity»), liderada por expertos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN) y que ha sido publicada en la revista Science alerta del riesgo que implica subestimar los efectos menos espectaculares del cambio climático porque las consecuencias que tienen sobre la biodiversidad no son ni mucho menos despreciables.

Los cambios de Tº y precipitaciones  pueden afectar a la supervivencia a largo plazo de las especiesEl informe, llevado a cabo por  los investigadores Raquel A. García, Mar Cabeza, Carsten Rahbek y Miguel B. Araújo, analiza 15 modelos climáticos elaborados por los técnicos del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas (IPCC) en los que se han evaluado los cambios en la temperatura y las precipitaciones que pueden afectar a la supervivencia a largo plazo de las especies.

Entre las conclusiones recabadas, destaca que a pesar de que las regiones polares han captado mucha atención debido al deshielo de los casquetes por el aumento de las temperaturas y a la reducción del hábitat de las especies árticas y subárticas, «no hay que subestimar otros efectos, en principio menos espectaculares visualmente del cambio climático en otras regiones del planeta. En los Trópicos, el calentamiento originará condiciones climáticas totalmente nuevas y desconocemos si las especies serán capaces de adaptarse a ellas», avanza Miguel B. Araújo, del MNCN.

Además, la investigación revisa los métodos de medición del cambio climático y relaciona las modificaciones que ya se están produciendo con las amenazas y las oportunidades que pueden afectar a la biodiversidad en un futuro.

Los diversos métodos de medición empleados y comparados revelan que las especies experimentarán los cambios de manera diferente dependiendo de la región de la Tierra en la que se encuentren.

En este sentido, Raquel García, del CSIC, aclara que,«por ejemplo, el calentamiento extremo y las sequías afectarán principalmente a la biodiversidad de los Trópicos, mientras que las especies polares y de climas fríos verán cómo se reducen los hábitats a los que están adaptadas».

A pesar de tratarse de un fenómeno global, el cambio climático se manifiesta de formas tan distintas que no es posible aplicar la misma receta para enfrentarse a él, defienden los investigadores. En su opinión, es necesario tener en cuenta las consecuencias a escala regional. «Cuanto mejor entendamos las implicaciones del cambio climático, mejores estrategias podremos diseñar para preservar la biodiversidad y los ecosistemas», termina Miguel B. Araújo.

Fuente: CSIC, Sciencemag

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.