Herramientas para que las instituciones financieras pasen a la acción en materia de capital natural

Hoy te traemos una nueva entrega de la serie «Mercados para el capital natural: statu quo y perspectivas», publicada por el Fondo Mundial de la Naturaleza (Global Nature Fund, GNF) y la Ayuda Medioambiental Alemana (German Environmental Aid, GEA). Se trata de «Natural Capital Markets Toolkit for Financial Institutions» («Herramientas sobre el capital natural para las instituciones financieras»).

El documento recoge un análisis sobre cómo las entidades financieras también están mostrando interés de manera indirecta en la conservación del capital natural, dado que el mundo de los negocios depende claramente de él. Asimismo, se destaca que el sector de seguros europeo corre un alto riesgo al tener que hacer frente a los daños medioambientales bajo la Directiva de Responsabilidad Ambiental. Por su parte, bancos e inversores están facilitando crédito e invirtiendo en compañías que dependen del capital natural.

Los riesgos y oportunidades más relevantes para las instituciones financieras provienen de sus clientes: empresas que producen un impacto en el capital natural al tiempo que dependen de él para seguir operando. Las entidades bancarias también provocan afecciones directas sobre el capital natural, aunque estas son poco significativas en comparación con los impactos indirectos que producen en él.

Aunque las instituciones financieras solo producen impactos de manera indirecta, las afecciones de las empresas sobre el capital natural tiene consecuencias reales también para ellas. Una muestra de ello es el caso del derrame de petróleo que se produjo como consecuencia del accidente registrado en 2010 en la plataforma Deepwater Horizon de BP en el Golfo de México. Como consecuencia de este problema, la solvencia de la petrolera británica quedó muy perjudicada, lo que aumentó el riesgo para las instituciones financieras que respaldaban sus operaciones.  Del mismo modo, la mala gestión de los recursos naturales puede dar lugar al aumento de la escasez y el repunte de los precios.

Uno de los resultados de la investigación realizada por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Finance Iniciative y Global Footprint Network mostró que un aumento de 10 % en los precios de los productos básicos puede conducir a cambios en la balanza comercial de un país entre un 0,2 % y un 0,5 %. Teniendo en cuenta que este escenario es bastante realista, los cambios tienen el potencial de afectar a la calificación crediticia de un país y con ello a sus costes de endeudamiento en los mercados de bonos internacionales.

A pesar de que existe una relación clara entre las instituciones financieras y el capital natural, solo unas pocas participan en escenarios de compensaciones y programas de pagos por servicios ambientales (PSA), fundamentalmente entidades financieras multilaterales y bancos de desarrollo. Algunos de estos últimos invierten en iniciativas de PSA, mientras que numerosos bancos multilaterales tienen políticas que persiguen limitar el impacto de sus clientes sobre el capital natural mediante la creación de políticas que demandan la aplicación de la jerarquía de mitigación o la compensación.

Pincha en el siguiente enlace a nuestra Biblioteca si quieres profundizar en las recomendaciones contenidas en esta publicación para que las entidades financieras dispongan de pautas sobre cómo pueden participar exitosamente en el desarrollo de modelos de compensación de impactos a la biodiversidad y de iniciativas de pagos por servicios ambientales dirigidas a impulsar la conservación del capital natural.

Recomendaciones sobre cómo pueden participar las entidades financieras en el desarrollo de iniciativas exitosas de compensación a la biodiversidad.

Fuente: Business and Biodiversity.

Deja un comentario