Guía práctica de autodiagnóstico y reporting en cumplimiento normativo, buen gobierno corporativo y prevención de la corrupción

Guía práctica de autodiagnóstico y reporting en cumplimiento normativo, buen gobierno corporativo y prevención de la corrupción es un informe lanzado por Transparencia Internacional España (TI-España) para facilitar a las empresas una herramienta que les permita, por un lado, medir y evaluar el nivel y la calidad de su cumplimiento normativo (compliance), buen gobierno corporativo y prevención de la corrupción y, por otro, evaluar el contenido y nivel de su reporting tanto en dichas áreas como en materia de reporting público país por país (public country-by-country reportingCbCR, por su acrónimo en inglés).

Para lograr este propósito, los autores del documento emplean un conjunto de indicadores medibles (273, de los que 144 son de autodiagnóstico y 129 de reporting) que proporcionan una puntuación tanto en materia de autodiagnóstico como en reporting, lo que permite a la empresa conocer en qué nivel de cumplimiento se encuentra respecto de los tres que establece el manual [«moderado» (1), «medio» (2) o «máximo» (3)].

Los resultados que se obtengan se podrán incluir de forma voluntaria en las memorias de sostenibilidad, informes de buen gobierno, informes integrados o páginas webs corporativas de las disintas compañías, ya sea de forma agregada o bien desglosándola por bloques o dimensiones. Así, esta guía práctica tiene la finalidad de proporcionar a las empresas una herramienta destinada fundamentalmente a alcanzar un equilibrio entre el cumplimiento de la legislación, la creación de valor, el buen gobierno y la rendición de cuentas, a través de un conjunto de indicadores mensurables y armonizados.

Los indicadores empleados se han clasificado en tres categorías distintas:

  • «imperativos» (en fondo azul claro), es decir, que provienen directamente de fuentes normativas vinculantes;
  • «voluntarios» (con fondo gris claro), provienen directamente de fuentes soft law; y,
  • «recomendados» (sin color de fondo), cuyo origen proviene directamente de documentos y recomendaciones elaboradas de por Transparencia Internacional.

Una vez realizada la evaluación realizada, la organización podrá obtener un informe de autodiagnóstico que le permitirá realizar una evaluación interna, comunicarla a sus socios, inversores y resto de partes interesadas (consumidores, clientes) para acreditar su compromiso con la transparencia y la integridad empresarial.

 

Guía práctica de autodiagnóstico y reporting en cumplimiento normativo, buen gobierno corporativo y prevención de la corrupción

Fuente: TI-España.

Deja un comentario