GRI Sustainability Reporting Standards: primeras normas globales con un lenguaje común para el reporting de información no financiera

Conocido como GRI Sustainability Reporting Standards, los especialistas de Global Reporting Initiative acaban de lanzar este nuevo paquete de estándares que «proporcionará a las empresas un “lenguaje común” para la divulgación de información no financiera». Además, «permitirá a las compañías de todo el mundo ser más transparentes sobre sus impactos en la economía, el medioambiente y la sociedad. Ayudará a las organizaciones a tomar mejores decisiones y a apoyar los esfuerzos corporativos dirigidos a contribuir al logro de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS)».

 

Los nuevos estándares cuentan con una estructura modular —compuesta por 36 módulos—, en la que cada norma está relacionada con las demás. En conjunto, representan la mejor práctica mundial para informar sobre una serie de impactos económicos, ambientales (como las emisiones de gases de efecto invernadero, el consumo de agua y energía) y sociales (prácticas laborales).Los nuevos estándares cuentan con una estructura modular —compuesta por 36 módulos—, en la que cada norma está relacionada con las demás. En conjunto, representan la mejor práctica mundial para informar sobre una serie de impactos económicos, ambientales (como las emisiones de gases de efecto invernadero, el consumo de agua y energía) y sociales (prácticas laborales). Su elaboración se basa en las Directrices GRI G4, las normas de divulgación de informes de sostenibilidad más ampliamente utilizadas en el mundo, tienen un formato mejorado y sustituirán a las Directrices GRI G4, cuyo uso irá disminuyendo progresivamente a partir de julio de 2018.

Según Eric Hespenheide, presidente ejecutivo interino de GRI, «los nuevos estándares son más sencillos, lo que los hace accesibles a potencialmente millones de empresas de todo el mundo. Emplear los GRI Sustainability Reporting Standards en el reporte de sostenibilidad es la mejor forma para que una empresa revele sus impactos económicos, ambientales y sociales proporcionando con ello una previsión de sus contribuciones —positiva o negativa— al desarrollo sostenible».

Para el desarrollo de esta nueva familia de normas, se ha contado con las aportaciones de empresas, academia, trabajadores, gobiernos, inversores, entidades de la sociedad civil y expertos del Consejo Mundial de Estándares de Sostenibilidad (GSSB, por sus siglas en inglés), un completo grupo de normalización totalmente independiente que ha elaborado las nuevas normas GRI en interés del bien público.

Por su parte, Michael Nugent, vicepresidente de GSSB, defiende que «los estándares GRI permiten a las empresas entender y comunicar eficazmente sus impactos ambientales y sociales». «Mediante la colaboración entre el sector público y privado, hemos diseñado estas normas para guiar los informes de sostenibilidad de cualquier empresa y en cualquier industria en las próximas décadas».

Fuente: GRI.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.