GLOSOLAN: Nace la Red Global de Laboratorios de Suelos para impulsar el conocimiento y datos sólidos sobre los suelos del mundo

Disponer de información rigurosa sobre los factores que afectan a los suelos, obtenida mediante procedimientos de medición de campo y laboratorio fiables, es vital para mejorar el diseño de políticas y la adopción de decisiones a todas las escalas. Ante este escenario, la Alianza Mundial por el Suelo (AMS) ha impulsado la creación de la Red Global de Laboratorios de Suelos (GLOSOLAN), que estará compuesta por laboratorios de todos los países y busca mejorar los datos de suelo y promover la creación de redes regionales.

 

GLOSOLAN es una red que apunta a fortalecer el desempeño de los laboratorios en apoyo a la armonización de conjuntos de datos e información sobre el suelo para el desarrollo de estándares globales. El suelo es un recurso esencial y una parte vital del medioambiente natural a partir del que se produce la mayor parte del alimento mundial. Al mismo tiempo, el suelo proporciona espacio vital para los seres humanos, así como servicios de los ecosistemas críticos que son importantes para la regulación y el suministro de agua, la regulación del clima, la conservación de la biodiversidad, el secuestro de carbono y los servicios culturales. Pero los suelos están bajo presión por el aumento de la población, las crecientes demandas de alimentos y los usos competitivos de la tierra. Aproximadamente un 33 % de nuestros suelos mundiales están degradados y los responsables políticos de todo el mundo están explorando oportunidades para lograr un desarrollo sostenible a través de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030.

A pesar de que la importancia de los suelos parece clara, en el pasado no se le ha prestado la debida atención en términos de su uso y gestión, ya que los suelos a menudo se consideran un recurso infinito que siempre podrá proporcionarnos sus servicios ecosistémicos. Sin embargo, este no es el caso y existe una necesidad urgente de crear conciencia sobre la importancia del suelo, especialmente sobre la necesidad de proteger los suelos y utilizarlos de manera sostenible.

La Alianza Mundial por el Suelo fue establecida en diciembre de 2012 como un mecanismo para desarrollar una fuerte asociación interactiva y una mayor colaboración y sinergia de esfuerzos entre todas las partes interesadas. Desde los usuarios de la tierra hasta los responsables de las políticas, uno de los objetivos clave del AGS es mejorar la gobernanza y promover la gestión sostenible de los suelos.

Desde su creación, el AMS se ha convertido en una asociación importante en la que asuntos globales relacionados con los suelos son discutidos y abordados por múltiples partes interesadas. Los resultados obtenidos hasta la fecha demuestran que esta asociación ha servido para llenar un vacío existente en la promoción de la gestión sostenible del suelo. Entre los logros alcanzados, se cuentan:

– Establecimiento del Grupo Técnico Intergubernamental de Suelos (GTIS).

– Presentación ante la ONU de las propuestas de adopción del 5 de diciembre como el Día Mundial del Suelo y de 2015 como el Año Internacional de los Suelos.
– Preparación de la Carta Mundial de Suelos revisada.
– Producción del informe sobre el Estado global del recurso suelo.

– Establecimiento Alianzas Regionales sobre los Suelos.
Desarrollo de capacidades en los países en desarrollo sobre el mapeo digital de suelos.
Desarrollo de Pautas voluntarias para la gestión sostenible del suelo.
Establecimiento de sistemas nacionales de información sobre los suelos.

El mandato de la Alianza Mundial sobre los Suelos es mejorar la gobernanza de los recursos limitados del suelo del planeta para garantizar suelos agrícolamente productivos para un mundo con seguridad alimentaria, así como apoyar otros servicios ecosistémicos esenciales, de conformidad con el derecho soberano de cada Estado sobre su recursos naturales. Para cumplir su mandato, la AMS aborda cinco pilares de acción que se implementarán en colaboración con sus asociaciones regionales sobre el suelo:

1.- Promover la gestión sostenible de los recursos del suelo para la protección, conservación y productividad sostenible del suelo.

2.- Fomentar la inversión, cooperación técnica, la política, la conciencia educativa y la difusión sobre el suelo.

3.- Promover la investigación y el desarrollo de suelos específicos, centrándose en brechas y prioridades identificadas y sinergias con acciones relacionadas con el desarrollo productivo, ambiental y social.

4.- Mejorar la cantidad y calidad de los datos e información sobre el suelo: recolección de datos (generación), análisis, validación, informes, monitoreo e integración con otras disciplinas.

5.- Armonización de métodos, medidas e indicadores para la gestión sostenible y la protección de los recursos del suelo.

La principal tarea del Pilar 5 es construir un sistema general para la caracterización armonizada del suelo. Dar seguimiento a la implementación del plan de trabajo de este quinto Pilar significa en gran medida enfocarse en la construcción de capacidades nacionales y locales para desarrollar datos confiables de calidad sobre el suelo e información sobre peligros e indicadores.

El desarrollo de la capacidad de armonización dependerá en gran parte de que los gobiernos apoyen y fortalezcan sus propias instituciones (por ejemplo, la instalación de la tecnología de la información adecuada o equipos de laboratorio, etc.). Sin embargo, es un elemento de acción clave de este plan de implementación para facilitar la creación de redes y el desarrollo de capacidades a través de la cooperación y el intercambio de información entre las instituciones con experiencia y aquellas con menos experiencia.

A nivel global, GLOSOLAN se estableció oficialmente en noviembre de 2017 en la sede de la FAO en Roma (durante la primera reunión formal mantenida del proyecto), con el objetivo de facilitar el intercambio de experiencias entre los directores de laboratorio. Esta red apunta a fortalecer el desempeño de los laboratorios en apoyo a la armonización de conjuntos de datos e información sobre el suelo para el desarrollo de estándares globales. De hecho, la armonización del análisis del suelo es un componente crítico para hacer que la información del suelo sea comparable e interpretable en todos los laboratorios, países y regiones.

Básicamente, cada país en cada región puede identificar uno o varios laboratorios de suelos líderes, que pueden actuar como centros nacionales de referencia para el análisis de suelos. En el caso de España, participa en el proyecto a través de la Sociedad Española sobre la Ciencia del Suelo (SECS).

Estos podrían ser laboratorios que tengan medidas de control de calidad (QC) bien establecidas, y que hayan participado en pruebas de aptitud (PT) 18, o que estén acreditadas. Estos laboratorios organizarían talleres, entrenamientos y pruebas de anillo. Diseñado para investigadores de laboratorio y personal para intercambiar recursos, conocimiento y experiencia, permitirá a los centros de referencia asesorar a otros laboratorios que carecen de control de calidad y / o que nunca han participado en ninguna prueba de competencia y guiarlos en la aplicación de estándares ISO ampliamente disponibles.

Fuente: FAO.

Deja un comentario