Gas Natural Fenosa realiza su primera emisión de bonos verdes por valor de 800 MEUR

Gas Natural Fenosa ha protagonizado su primera emisión de bonos verdes, por valor de 800 millones de euros, un vencimiento de 7,5 años (en mayo de 2025) y un cupón anual de un 0,875 %. La emisión registró una demanda elevada y el precio de la colocación ha sido de un 99,77 % de su valor nominal.

Imagen: Gas Natural Fenosa.

La inEn la actualidad, los bonos verdes financian principalmente proyectos relacionados con las energías renovables, la eficiencia energética, el transporte bajo en carbono, el abastecimiento sostenible de agua, los residuos y la contaminación. formación registrada en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) indica que esta operación se enmarcó en el Programa Euro Medium Term Notes (EMTN), fue sobresuscrita en casi dos veces y recibió órdenes de unos 130 inversores institucionales de 19 países».

Asimismo, «los fondos recibidos en esta operación, cuyo desembolso está previsto para el próximo día 15 de noviembre, servirán para optimizar la estructura financiera de la compañía, al aumentar el peso del mercado de capitales, diversificar la base de inversores con foco en sostenibilidad, alargar la vida de la deuda y mejorar el perfil de vencimientos. Todo ello permitirá aumentar la ya amplia liquidez de la compañía», continúa el comunicado remitido por la eléctrica que preside Isidro Fainé a la CNMV.

Con esta emisión de bonos verdes, la utility española se suma a otras empresas nacionales como Iberdrola, que ha llevado a cabo seis emisiones de bonos verdes, o Repsol, que el pasado mes de mayo realizó una emisión por valor de 500 MEUR. Este hecho convirtió a la petrolera que preside Antonio Brufau en la primera firma de su sector a escala global en lanzar una emisión de este tipo de productos.

Los bonos verdes han experimentado un empuje muy notable desde su primera emisión en 2007 y tienen un gran potencial para contribuir a alcanzar tanto los objetivos de la Estrategia sobre Clima y Energía de la UE como los Objetivos del Desarrollo Sostenible de la ONU, según un estudio realizado por los expertos de la Comisión Europea.

 Los green bonds (por su término en inglés) están diseñados para financiar proyectos verdes, que son aquellos que promueven actividades ambientalmente sostenibles. Así, ofrecen la oportunidad de movilizar capital para inversiones respetuosas con el entorno natural, facilitan a la comunidad inversora la toma de decisiones informadas explícitas para invertir en proyectos verdes y son un medio para atraer nuevos inversores. Por tanto, impulsan la dirección de la liquidez hacia inversiones sostenibles desde una perspectiva ambiental.

En la actualidad, los bonos verdes financian principalmente proyectos relacionados con las energías renovables, la eficiencia energética, el transporte bajo en carbono, el abastecimiento sostenible de agua, los residuos y la contaminación.

 

Fuente: CNMV, Gas Natural Fenosa.

Deja un comentario