La integración de la agricultura en los Planes Nacionales de Adaptación, clave para la seguridad alimentaria

Los sectores agrícolas son los más vulnerables al cambio climático y a la variabilidad climática. Esto plantea multitud de desafíos que deben ser superados a medio y largo plazo para asegurar las vidas, los medios de subsistencia, así como la seguridad alimentaria y la nutrición de millones de personas en todo el mundo.

El cambio climático es una grave amenaza para la seguridad alimentaria y el desarrollo agrícola en muchos países, especialmente en los más pobres y vulnerables. Para ayudar a estas naciones a identificar e integrar medidas de adaptación al cambio climático en los sectores agrícolas y en la planificación y diseño de presupuestos nacionales a través de Planes Nacionales de Adaptación (PNA), la FAO ha puesto en marcha el programa PNA-Ag (NAP-Ag, por sus siglas en inglés).

Agua y agricultura, sectores prioritarios para un 84 % y un 77 % de los componentes de adaptación de las INDC

De las INDC que incluyen un componente de adaptación, un 92 % de los países se refieren a metas, planes o acciones cualitativas existentes enfocadas a futuro; un 34 % de los países consideran tanto perspectivas orientadas al pasado como hacia el futuro y alrededor de un 15 % de los países también incluyen algunos objetivos cuantitativos de adaptación en sus INDC.

Un análisis llevado a cabo por expertos de GIZ determina que un 84 % y un 77 % de los componentes en materia de adaptación de las INDC identifican el agua y la agricultura como sectores prioritarios, respectivamente.

Eventos programados

No hay nuevos eventos.