Nueva tecnología y etiquetas ambientales en los productos alimenticios contribuirían a reducir la huella ambiental de los alimentos

Las judías, guisantes y otras proteínas de origen vegetal fabricadas mediante procesos de bajo impacto ambiental pueden generar solo 0,3 kg de CO2e (incluidos todos las fases de procesamiento, envasado y transporte) y utilizan solo 1 m2 de tierra por cada 100 g de proteína.

Con el fin de reducir la huella ambiental de la producción de alimentos, una investigación de la Universidad de Oxford y Agroscope aboga por el uso de nueva tecnología que proporcione recomendaciones sobre cómo reducir los impactos ambientales y aumentar la productividad a los productores y etiquetas ambientales en los productos que adquirimos para mantener informados a los consumidores.

Estrategias alternativas para reducir el impacto en el medioambiente de los residuos de alimentos en los supermercados

La producción y consumo de alimentos contribuye a un número importante de impactos ambientales como el cambio climático, la eutrofización y la pérdida de biodiversidad.

Investigadores han examinado los impactos en el medioambiente y económicos de los desperdicios de comida de un supermercado. El pan y los productos cárnicos son los que tienen una mayor contribución a la huella ambiental y se concluye que el despliegue de estrategias alternativas para los residuos, como el uso de los desechos de pan como pienso para alimentar animales se traduciría en la reducción potencial de dichos impactos.

Ejemplos prácticos, modelos de negocio y herramientas para impulsar la sostenibilidad en la industria agroalimentaria

Durante la sesión, se presentaron ejemplos prácticos, varios modelos de gestión de sostenibilidad y el Decálogo de la Sostenibilidad de la Industria Alimentaria, basado en 10 principios directamente relacionados con los indicadores de sostenibilidad contemplados en la herramienta de autoevaluación eSIAB.

Esta semana ha tenido lugar una jornada sobre Sostenibilidad Integral de la Industria Alimentaria, organizada por el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) en colaboración la Asociación Empresarial de Industrias Alimentarias de la Comunidad de Madrid (ASEACAM), con el fin de impulsar la sostenibilidad entre las empresas del sector mediante la presentación de ejemplos prácticos, la herramienta eSIAB, el Decálogo de la Sostenibilidad de la Industria Alimentaria y la varios modelos de gestión sostenible.

El planeta entra en déficit ecológico cada vez con mayor premura

Las emisiones de gases de efecto invernadero son una de las principales causas del déficit ecológico de nuestro mundo. En concreto, la huella de carbono actual representa un 60 % de la demanda mundial de recursos naturales. Ante esta situación, para alcanzar los objetivos establecidos en el Acuerdo de París acordado en diciembre de 2015, los países deben trabajar para lograr que la huella de carbono planetaria disminuya de manera gradual hasta llegar a cero en el año 2050.

Desde principios de este mes, nuestro planeta se halla en déficit ecológico como consecuencia de un mayor consumo de recursos y servicios de la naturaleza por parte del hombre de lo que la Tierra es capaz de regenerar en todo un año. Según datos de la Red Global de la Huella Ecológica (Global Network Footprint), nuestro preciado planeta está en números rojos desde el punto de vista ecológico desde el pasado 8 de agosto, cuando en 2015 llegó a esta situación el 13 de agosto, mientras que en 2014 lo hizo el 19 de agosto.

Eventos programados

No hay nuevos eventos.