Nueva tecnología y etiquetas ambientales en los productos alimenticios contribuirían a reducir la huella ambiental de los alimentos

Las judías, guisantes y otras proteínas de origen vegetal fabricadas mediante procesos de bajo impacto ambiental pueden generar solo 0,3 kg de CO2e (incluidos todos las fases de procesamiento, envasado y transporte) y utilizan solo 1 m2 de tierra por cada 100 g de proteína.

Con el fin de reducir la huella ambiental de la producción de alimentos, una investigación de la Universidad de Oxford y Agroscope aboga por el uso de nueva tecnología que proporcione recomendaciones sobre cómo reducir los impactos ambientales y aumentar la productividad a los productores y etiquetas ambientales en los productos que adquirimos para mantener informados a los consumidores.

Eventos programados

No hay nuevos eventos.