La política climática nacional penaliza a España en el Climate Change Performance Index y hace que caiga 5 puestos

España se sitúa en la posición n.º 38 (con una puntuación de 48,19 puntos sobre 100) del total de 56 países evaluados y la UE y comparte nota media calificada de «baja» con naciones como Malasia, Nueva Zelanda, Polonia y Argelia.

Coincidiendo con la celebración de la reciente COP23 sobre cambio climático, se ha hecho pública la última edición del Climate Change Performance Index (CCPI), en la que España aparece en la posición 38.º a escala global (en 2017 ocupaba el puesto 33.º). Este peor resultado se debe fundamentalmente a su «bajo» rendimiento en materia de política climática nacional para mitigar el calentamiento global, el uso de la energía y las emisiones de gases de efecto invernadero.

El rol de la contabilidad del capital natural en las políticas sobre agua y energía de los Países Bajos

La información sobre las cuentas ambientales es muy relevante para mejorar la formulación de políticas. Investigadores de la Agencia de Evaluación Ambiental de los Países Bajos (PBL, por su acrónimo en holandés), el Instituto de Estudios Ambientales de la Universidad de Ámsterdam (IVM-VU) y la Agencia de Estadística de los Países Bajos (Statistics Netherlands) han evaluado la función de estas cuentas en la implementación holandesa de la Directiva Europea Marco del Agua (DMA) y en el Acuerdo Energético holandés.

La información sobre las cuentas ambientales es muy relevante para mejorar la formulación de políticas. Investigadores de la Agencia de Evaluación Ambiental de los Países Bajos (PBL, por su acrónimo en holandés), el Instituto de Estudios Ambientales de la Universidad de Ámsterdam (IVM-VU) y la Agencia de Estadística de los Países Bajos (Statistics Netherlands) han evaluado la función de estas cuentas en la implementación holandesa de la Directiva Europea Marco del Agua (DMA) y en el Acuerdo Energético holandés.

La capacidad de generación eléctrica mediante fuentes renovables creció un 8,7 % en 2016 al alcanzar los 2006 GW

En conjunto, la capacidad de energía renovable mundial aumentó un 8,7 % a escala global a lo largo de 2016, con un crecimiento notable de la energía solar, que superó por primera vez desde 2013 al registrado por la eólica, que sumó 51 GW.

La capacidad mundial de generación de energía renovable aumentó en 161 gigavatios en 2016 (8,7 %) al situarse en los 2006 GW, lo que representa el año más fuerte en cuanto a las nuevas adiciones de capacidad, según datos publicados por la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena) en su informe Renewable Energy Capacity Statistics 2017 (Estadísticas de la capacidad de energía renovable 2017). El documento también refleja que la energía solar registró un crecimiento especialmente fuerte, ya que las nuevas adiciones de este tipo de fuente energética sumaron 71 GW a la capacidad de generación.

La dendroenergía tiene un gran potencial para reducir las emisiones globales de GEI y mejorar los medios de vida rurales

En un informe reciente, los expertos de la FAO subrayan que la aplicación de prácticas de ordenación forestal sostenible en la cadena de valor del carbón vegetal es esencial para reducir las emisiones de GEI, al tiempo que se garantiza el acceso de los hogares a las energías renovables.

Un informe hecho público por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) llama la atención sobre el gran potencial de la dendroenergía (uso de la madera como fuente de energía) en la disminución de las emisiones de globales de gases de efecto invernadero (GEI) y en la mejora de los medios de subsistencia rurales. Y es que un 7 % de las emisiones mundiales de GEI de origen humano proceden de la producción y el uso de leña y carbón vegetal, lo que en gran parte es consecuencia de una gestión forestal insostenible y de la fabricación del carbón vegetal y la combustión de la leña ineficiente.

Eventos programados

No hay nuevos eventos.