Los bosques frenan el cambio climático y aumentan la resiliencia

Las masas forestales son una herramienta eficaz contra el cambio climático no solo porque absorben los gases de efecto invernadero (GEI), sino también porque crean paisajes con una mayor resiliencia.

Los bosques desempeñan un papel fundamental en la ecología y el cambio climático y aportan importantes beneficios económicos, sociales y sanitarios a la sociedad. Alrededor de 1300 millones de habitantes dependen de los bosques para el empleo y la obtención de productos forestales, medios de subsistencia e ingresos. Los expertos del Banco Mundial resumen en la siguiente infografía algunas de las razones por las que debemos trabajar por conservar nuestras masas forestales, críticas en la desaceleración del cambio climático y el aumento de la resiliencia a este fenómeno global.

Eventos programados

No hay nuevos eventos.