Etiquetado de carbono en las explotaciones y productos agrícolas: la agricultura murciana como sumidero de CO2

La Consejería de Agricultura y Agua coordinó una publicación en 2010 que es el resultado de un trabajo de investigación sobre el etiquetado de carbono en las explotaciones y productos agrícolas de la Región de Murcia, que se puso en marcha en 2008 cuando los técnicos del Gobierno de la Región se dieron cuenta de que, por las condiciones climáticas de la zona y la eficiencia de la agricultura regional, la mayor parte de los cultivos murcianos podían actuar como sumideros netos de CO2.

se determinó el balance de carbono asociado a cada cultivo en una serie de explotaciones agrícolas representativas de MurciaSegún recoge la carta de presentación del documento que firma Antonio Cerdá Cerdá, consejero de Agricultura y Agua, dichas características «podían convertirse en una ventaja competitiva para la agricultura regional y en un valor añadido para nuestros productos».

De esa manera, a lo largo de 2009 se llevaron a cabo los análisis para determinar la fijación del carbono de los cultivos murcianos con la ayuda de los expertos de las universidades de Murcia y Cartagena, del Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura (Cebas) del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario (Imida).

Como consecuencia del trabajo realizado, se aprobó la Orden que regula la iniciativa y la marca asociada y se determinó el balance de carbono asociado a cada cultivo en una serie de explotaciones agrícolas representativas de Murcia, labor para la que resultó determinante la participación de los especialistas de la Federación de Cooperativas Agrarias de la Región de Murcia (Fecoam), la Asociación de Productores Exportadores de Frutas y otros Productos Agrarios (Apoexpa) y Proexport.

La benignidad del clima murciano y la eficiencia que caracteriza a la agricultura de la zona se traducen en que esta actividad sea poco dependiente de factores energéticos, por eso «muchos cultivos tienen un balance positivo de carbono (se comportan como sumideros de CO2, incluso al tener en cuenta las emisiones derivadas del procesado y transporte de los productos al centro de Europa», subraya la introducción del documento.

Investigadores y responsables públicos de Murcia han querido aprovechar esta peculiaridad para, a través de esta iniciativa de etiquetado de carácter voluntario, «canalizar y hacer visibles el mayor número de esfuerzos individuales para colaborar en la mitigación del cambio climático, aportando cada uno su capacidad para actuar como sumidero».

Así, el libro Etiquetado de carbono en las explotaciones y productos agrícolas: la agricultura murciana como sumidero de CO2 es una muestra del trabajo técnico y científico que fue necesario para desarrollar este instrumento de mercado al servicio de la sociedad y del medio ambiente.

Fuente: RSCO2

 

 

4 comentarios en “Etiquetado de carbono en las explotaciones y productos agrícolas: la agricultura murciana como sumidero de CO2

  1. Ahora que saben la capacidad de captura de esos cultivos, sería interesante conocer las diferencias comparando este potencial entre zonas contaminadas, ¨medianamente¨ contaminadas y sin contaminación ambiental.
    Podrían hacer disponible los detalles de su metodología?

  2. Me parece muy buena la idea, me gustaría saber qué cantidad de CO2 se ha tenido de emitir para producir los alimentos. La huella carbónica es una medida ampliamente aplicada en los países escandínavos, hasta en los restaurantes lo ponen.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.