Estrategias de conservación basadas en el hábitat no compensan totalmente la pérdida de especies inducida por el cambio climático

Una investigación recogida en las páginas de Nature muestra que tres de las estrategias de conservación basadas en el hábitat (la creación de corredores, la mejora de la matriz del paisaje y la gestión de áreas protegidas) no pueden compensar en su totalidad la pérdida de rango inducida por el cambio climático de algunas especies.

 

La creación de corredores, la mejora de la matriz del paisaje y la gestión de áreas protegidas no pueden compensar en su totalidad la pérdida de rango inducida por el cambio climático de algunas especies. «La fragmentación antropogénica del hábitat representa un obstáculo importante para que las especies cambien su rango en respuesta a este fenómeno global. Las medidas de conservación para aumentar la capacidad de la (meta) población y la permeabilidad de los paisajes pueden resultar de ayuda, pero la efectividad de tales medidas en un contexto de calentamiento del clima rara vez han sido evaluadas», apuntan los autores de la publicación científica.

Ante esta circunstancia, con su análisis simulan la dinámica de distribución de 51 especies de tres grupos taxonómicos (plantas vasculares, mariposas y saltamontes) en Europa central, impulsadas por escenarios climáticos del siglo XXI y analizan cómo tres estrategias de conservación basadas en el hábitat (creación de corredores, mejoran del paisaje matriz y gestión de áreas protegidas) modifican los cambios de rango de especies previstos.

Los resultados obtenidos de estas simulaciones sugieren que las estrategias de conservación consideradas «son incapaces de salvar especies de la extinción regional», llama la atención el resumen introductorio.

«Para aquellos que se mantienen, se reduce la magnitud de la pérdida de rango en las planicies, pero no en las especies alpinas», continúa el artículo.

Por otra parte, la gestión de áreas protegidas y la creación de corredores son más eficaces que la mejora de la matriz. Sin embargo, «ninguna de las estrategias de conservación evaluadas podría compensar totalmente el impacto negativo del cambio climático en las plantas vasculares, las mariposas o los saltamontes en Europa central», incide.

Fuente: Nature.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.