¿Están las Directivas de Aves y de Hábitats adecuadas a sus objetivos? Comparte tu opinión con la CE

Los responsables de la Comisión Europea han lanzado una consulta pública sobre las Directivas de Aves y de Hábitats, cuyo objetivo es recabar opiniones sobre la actual legislación europea de conservación de la naturaleza y su aplicación hasta la fecha.

Mediante la consulta, se persigue comprobar si la normativa actual es proporcionada y adecuada a sus objetivos y si funciona según las previsiones. Concretamente, evalúa la pertinencia, eficacia, eficiencia, coherencia y valor añadido europeo de la legislación. Esta iniciativa se enmarca en la comprobación que está llevando a cabo la CE de acuerdo con su programa de adecuación y eficacia de la reglamentación (REFIT, European Commission’s Regulatory Fitness and Performance Programme).

Mediante esta consulta abierta a todos los ciudadanos, empresas, instituciones, entidades de carácter público y privado, se persigue comprobar si la normativa actual es proporcionada y adecuada a sus objetivos y si funciona según las previsiones. Concretamente, evalúa la pertinencia, eficacia, eficiencia, coherencia y valor añadido europeo de la legislación.

No obstante, según advierten desde la CE, «el chequeo no incluye posibles futuros cambios de la legislación que, si es necesario, se tendrán en cuenta en una evaluación de impacto aparte».

La consulta estará abierta durante 12 semanas y, una vez obtenidas las contestaciones, se analizarán y resumirán en un informe cuya publicación tendrá lugar a principios de 2016.

Cuestionario

El cuestionario está estructurado en dos partes: la primera va dirigida al público en general y no requiere un gran conocimiento o experiencia sobre las directivas, donde se incluyen preguntas relativas a cuestiones de eficacia, eficiencia, pertinencia, coherencia y valor añadido europeo. La segunda parte incluye cuestiones basadas en temas abordados en la primera parte, pero tratados en más profundidad. En este segundo caso, requieren algún conocimiento de las directivas y su aplicación.

Para que las respuestas sean tenidas en cuenta, deben contestarse las preguntas de la primera parte del cuestionario. A continuación, se preguntará si desea contestar las cuestiones más detalladas de la segunda. Aunque no se dé respuesta a estas últimas, se pueden hacer comentarios adicionales en un recuadro de texto libre colocado al final antes de enviar la respuesta.

No es necesario contestar a todas las cuestiones de una vez; se puede interrumpir el proceso en cualquier momento y retomarlo más adelante.

Según advierten desde la CE, «debido a las condiciones técnicas de procesado del cuestionario, y para garantizar un proceso de consulta equitativo y transparente, solo se tendrán en cuenta y se incluirán en el informe de síntesis las respuestas que se reciban a través del cuestionario online. Las respuestas enviadas por correo electrónico o en papel no se analizarán».

Aquí te dejamos el enlace al cuestionario en español (también disponible en el resto de lenguas oficiales) y en este otro link tienes acceso al calendario del proceso.

Cabe recordar que la Directiva de Aves, adoptada en 1979, tiene por objeto proteger todas las aves salvajes y sus hábitats más importantes en la UE. Su propósito estratégico es mantener o adaptar la población de todas las especies de aves salvajes del entorno comunitario en un nivel que corresponda a las exigencias ecológicas, científicas y culturales, teniendo en cuenta asimismo los aspectos económicos y recreativos.

Por su parte, la Directiva de Hábitats, adoptada en 1992, introduce medidas similares para unos 230 tipos de hábitat y 1000 especies de animales y plantas silvestres, a las que denomina “especies de interés para la UE”. Su objetivo estratégico es mantener o restablecer los hábitats naturales y las especies de interés para la UE en un estado de conservación favorable, teniendo en cuenta los intereses económicos, sociales y culturales y las características regionales y locales.

Ambas directivas junto con el compromiso comunitario de proteger la naturaleza la protección de la naturaleza obligan a todos los países de la UE a establecer un régimen estricto de protección de todas las especies de aves salvajes europeas y otras especies amenazadas que se enumeran en el anexo IV de la Directiva de hábitats; designar lugares específicos para la protección de las especies y los tipos de hábitat enumerados en los anexos I y II de la Directiva de Hábitats y en el anexo I de la Directiva de Aves y, asimismo, de las aves migratorias.

«El conjunto de estos lugares forma parte de una red de zonas de protección de la naturaleza, la Red europea Natura 2000», recuerda la información difundida, que incluye unas 27 000 zonas protegidas con un alto grado de biodiversidad y abarca aproximadamente el 18 % del territorio de la UE y más del 4 % de sus mares.

Los lugares que entran a formar parte de la Red Natura 2000 se eligen exclusivamente por criterios científicos y cada país de la UE determina qué medidas son necesarias para garantizar una protección adecuada, en función de las necesidades de las especies y los hábitats y teniendo en cuenta los aspectos económicos, sociales y culturales y todas las características regionales y locales.

Para comprobar si las directivas alcanzan sus objetivos, los países de la UE supervisan los avances y refieren a la CE cada seis años la situación de las especies y hábitats de interés para la UE presentes en su territorio. Después, la Comisión reúne la información recogida para determinar la tendencia general en la UE de cada especie y hábitat y si se ha alcanzado o se está en vías de alcanzar un estado de conservación favorable.

 

Fuente: Comisión Europea.

Deja un comentario