Estado, progreso y próximos pasos de los enfoques de impacto neto

¿En qué situación se encuentran los enfoques de impacto neto? ¿Qué progreso está habiendo en su adopción y desarrollo entre las organizaciones y empresas relacionadas con la sostenibilidad? ¿Qué es necesario para impulsar una mayor participación en esta tendencia? Dar respuesta a estos interrogantes fue el objetivo de Net Impact Approaches 2018, evento celebrado esta semana en Londres, organizado por Sustain Value y Consciam.

 

Una de las cuestiones que suscitaron especial interés por parte de los asistentes fue el debate sobre qué es necesario para escalar los enfoques de impacto neto e integrar el capital natural en las decisiones.

Una cada vez más amplia gama de entidades de distintos ámbitos de actividad está adoptando y desarrollando enfoques de impacto neto distintos en relación con sus actividades y su impacto ambiental y social. Con el fin de reunir a los distintos actores interesados en este capítulo, conocer las mejores prácticas desarrolladas, qué sinergias pueden aprovecharse para escalar estos enfoques e integrar el capital en las decisiones, cerca de un centenar de profesionales se ha reunido en Londres en el marco de Net Impact Approaches 2018.

El programa ha abordado la puesta en contexto de los enfoques de impacto neto y por qué tienen sentido para los negocios; herramientas y técnicas para la medición de impactos y la vinculación de las afecciones a nivel de sitio, producto o a escala corporativa; procesos y fuentes para la obtención de datos; necesidades de precisión y garantías para la valoración monetaria; vínculos con los Objetivos del Desarrollo Sostenible; los objetivos basados en la ciencia y la economía circular; y los vínculos y la integración de los aspectos ASG (ambientales, sociales y de gobernanza).

Una de las cuestiones que suscitaron especial interés por parte de los asistentes fue el debate sobre qué es necesario para escalar los enfoques de impacto neto e integrar el capital natural en las decisiones. La estandarización, el compromiso científico, claridad en la valoración, pensamiento complejo, transparencia, simplicidad, liderazgo, dejarse de hablar y pasar a la acción, taxonomía común y una regulación que acompañe fueron algunas de los requisitos mencionados.

Durante el evento se compartieron casos de estudio, como el de Interface, cuyo objetivo empresarial es lograr un «clima apropiado para la vida» y que una huella de carbono negativa de sus alfombras, en concreto de -2 kilos, avanzó Jon Kooh, Innovation Partner de la compañía. Gordon Rogers, director de Sostenibilidad de Yorkshire Water, expuso un trabajo muy inspirador sobre el enfoque de seis capitales de su empresa y un marco para la toma de decisiones para la industria del agua.

Chris Brown, vicepresidente de RSC y Sostenibilidad de Olam, abordó cuestiones clave sobre qué factores interesa conocer el impacto neto y con qué se comparan, y urgió abordar la necesidad de conectar la medición y valoración del capital natural, social y humano con la contabilidad financiera y la gestión del desempeño.

También se habló sobre cómo los ODS y las Metas de Aichi del Convenio sobre Diversidad Biológica están ayudando a integrar el capital natural en la contabilidad y decisiones corporativas, si se pueden combinar la ganancia neta de biodiversidad y la contabilidad del capital natural, qué diferencias existen entre los distintos enfoques de impacto neto y cuáles son los retos de mayor calado que se presentan y cómo se pueden ampliar los esfuerzos en este ámbito.

Poner el foco de la no pérdida neta de biodiversidad en aspectos ecológicos y consideraciones sociales también fue discutido por los especialistas y asistentes a la jornada. Y Prue Addison, investigadora de Intercambio de Conocimiento Natural del Consejo de Investigación Ambiental (Universidad de Oxford), compartió un trabajo sobre cómo se está utilizando la conservación científica para impulsar el avance en la contabilidad corporativa de la biodiversidad.

Eva Zabey, directora de Redefiniendo el Valor del WBCSD, adelantó que están trabajando en un piloto sobre impacto neto para saber qué significa y representa para las empresas. Por su parte, Mark Gough, director ejecutivo de la Natural Capital Coalition, insistió en que es mejor «optimizar que maximizar» y subrayó el trabajo colaborativo que se ha emprendido con la iniciativa Combinando fuerzas en torno al capital natural, que busca enlazar la contabilidad nacional con la corporativa.

Aparte de los ya mencionados, el resto de instituciones y empresas representadas en el panel de expertos que participaron como ponentes y en los debates fueron BBOP, Eftec, Fauna and Flora International, Forum for the Future, Green Economy Coalition, Ministerio de Medio Ambiente de Reino Unido, Natural England,Novartis, PwC, Pukka Herbs, Seacourt Printing, Social and Human Capital Coalition, Schroders, Solvay y UNEP-WCMC.

Deja un comentario