Estado de la biodiversidad, eficiencia en el uso de la tierra, demanda energética e impactos del cambio climático en los cultivos para 2030

Los expertos de Farming First han elaborado unas infografías interactivas que nos muestran las previsiones acerca de cómo estará el estado de la biodiversidad mundial y cómo serán los impactos del cambio climático sobre los cultivos, la eficiencia en el uso de la tierra, la demanda de energía y el potencial de mitigación de la agricultura para 2030.

Así, con las miras puestas en el año 2030 y según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), alrededor de un 10 % de la biodiversidad actual habrá desaparecido (en comparación con los niveles de registrados en el año 2000), en gran parte debido a la expansión de las infraestructuras y la agricultura, así como consecuencia del cambio climático.

 

Según datos de la OCDE, alrededor de un 10 % de la biodiversidad actual habrá desaparecido  para 2030, en gran parte debido a la expansión de las infraestructuras y la agricultura, así como consecuencia del cambio climático.

 

En cuanto a cómo afectará el cambio climático a los cultivos, datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y de Oxfam hacen pronosticar a los especialistas de Farming First que nueve de cada 10 de los principales cultivos experimentarán reducciones o estancamientos en sus tasas de crecimiento, mientras que los precios aumentarán drásticamente, en parte, como consecuencia del cambio climático. En concreto, las tasas de crecimiento del maíz, el arroz y el trigo caerán un 12 %, un 23 % y un 13 %, lo que se traducirá en un aumento de los precios de un 90 %, un 89 % y un 75 %, respectivamente.

 

En 2030, nueve de cada 10 de los principales cultivos experimentarán reducciones o estancamientos en sus tasas de crecimiento, mientras que los precios aumentarán drásticamente, en parte, como consecuencia del cambio climático.

 

Respecto a la demanda energética, informes de la Unesco y la FAO avanzan un impulso de aproximadamente un 50 % de la demanda de energía a escala global, debido principalmente a la creciente demanda del mundo en desarrollo. Asimismo, se prevé un número mayor de los cultivos para la generación de biocombustibles, de manera que se duplique o incluso triplique la proporción actual.

En este sentido, se prevé un repunte del uso de los cereales para 2030 de un 280 %, mientras que el aumento del empleo de los aceites vegetales, el azúcar de caña y la madioca será de un 414 %, un 181 % y un 575 %, respectivamente.

 

Informes de la Unesco y la FAO avanzan un impulso de aproximadamente un 50 % de la demanda de energía a escala global para 2030.

 

Por otro lado, a lo largo de 2030 la eficiencia en el uso de la tierra agrícola tendrá que mejorar. Mientras que la disponibilidad per cápita de la tierra continuará a la baja, se elevará el consumo per cápita tanto en los países desarrollados como en las naciones en desarrollo, según datos de la FAO.

 

A lo largo de 2030 la eficiencia en el uso de la tierra agrícola tendrá que mejorar. Mientras que la disponibilidad per cápita de la tierra continuará a la baja, se elevará el consumo per cápita tanto en los países desarrollados como en las naciones en desarrollo, según datos de la FAO.

 

Por último, en el año 2030 el potencial de mitigación de carbono de la agricultura podría alcanzar hasta un 7,5 % del total de las emisiones globales, en función del precio del carbono y la adopción de medidas de la productividad agrícola, tal y como se deduce de la información generada por los expertos del CCAFS (Research Programme on Climate Change, Agriculture and Food Security).

 

En el año 2030, el potencial de mitigación de carbono de la agricultura podría alcanzar hasta un 7,5 % del total de las emisiones globales.

 

Fuente: Farming First.

Deja un comentario