España se adhiere a la Coalición para la Conservación de los Polinizadores

En el marco de la XIII Conferencia de las Partes del Convenio sobre Diversidad Biológica (COP13 CDB), que se celebra en Cancún hasta el próximo día 17 de diciembre, bajo el lema «Integración de la biodiversidad para el bienestar», 11 países europeos han anunciado la creación de la Coalición para la Conservación de los Polinizadores, iniciativa a la que España se ha adherido.

 

En este sentido, los integrantes de esta apuesta se han comprometido a proteger a los polinizadores y sus hábitats, y a revertir su declive mediante la aplicación de medidas tales como la promoción de hábitats favorables a su supervivencia, la lucha contra sus enfermedades y parásitos, la reducción o eliminación de los pesticidas que les sean dañinos, y el control y erradicación de especies invasoras dañinas.

Conscientes del papel clave que los polinizadores juegan en la conservación de la diversidad biológica, los ecosistemas, la producción de alimentos y la economía mundial, 11 países europeos (Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia, Luxemburgo, Países Bajos y Reino Unido) han impulsado la constitución de la Coalition of the Willing on Pollinators (Coalición para la Conservación de los Polinizadores) durante la celebración de la COP13 CDB en México. Por su parte, España se ha sumado a la iniciativa durante el Segmento de Alto Nivel de la conferencia.

Con la puesta en marcha de esta coalición, se persigue la implementación de estrategias nacionales de polinización, ya que sus miembros creen que la política dirigida por los países puede fomentar medidas políticas y acciones innovadoras para proteger a los polinizadores.

En este sentido, los integrantes de esta apuesta se han comprometido a proteger a los polinizadores y sus hábitats, y a revertir su declive mediante la aplicación de medidas tales como la promoción de hábitats favorables a su supervivencia, la lucha contra sus enfermedades y parásitos, la reducción o eliminación de los pesticidas que les sean dañinos, y el control y erradicación de especies invasoras dañinas.

Los polinizadores abarcan un grupo diverso de animales en el que predominan insectos, especialmente las abejas, pero que también incluye algunas especies de moscas, avispas, mariposas, polillas, escarabajos, etc.

Las plantas dependen de la polinización. Casi un 90 % de las plantas con flores silvestres necesitan polinizadores como las abejas para transferir el polen para una reproducción sexual exitosa. A su vez, estas plantas son críticas en el funcionamiento de los ecosistemas. Proporcionan alimento, forman hábitats y aportan una amplia gama de otros recursos para muchas especies animales. Por consiguiente, los polinizadores desempeñan un papel crítico en la regulación de los servicios de los ecosistemas que apoyan la producción de alimentos, los hábitats y los recursos naturales.

Otros de los motivos por los que se debe trabajar por impulsar la conservación de los polinizadores es que son fundamentales para la conservación de la diversidad biológica y para la adaptación de los sistemas de producción de alimentos humanos al cambio climático. Los polinizadores tienen un rol crucial y creciente en el proceso de producción de alimentos. El volumen de producción de cultivos dependientes de polinizadores se ha triplicado en las últimas cinco décadas, por lo que nuestra dependencia de los polinizadores es mayor. Entre dichos cultivos se incluyen frutas y verduras que son esenciales para las dietas y nutrición humana, ya que nos proporcionan vitaminas y minerales.

Además, más de las tres cuartas partes de los principales tipos de cultivos alimentarios a escala mundial dependen en cierta medida de la polinización animal respecto del rendimiento o la calidad, o ambos. Los cultivos que dependen de los polinizadores representan hasta un 35 % del volumen mundial de producción agrícola. Entre un 5 % y un 8 % de la actual producción agrícola mundial registra un valor de mercado anual de entre 235 000 y 577 000 millones de dólares estadounidenses a escala mundial, valor que se atribuye directamente a la zoopolinización.

Beneficios para las personas

Por otra parte, los polinizadores constituyen una fuente de múltiples beneficios para las personas, más allá del aprovisionamiento de alimentos, dado que contribuyen directamente a la elaboración de medicamentos, biocombustibles (por ejemplo, colza y aceite de palma), fibras (por ejemplo, algodón y lino) y materiales de construcción (maderas).

La evaluación de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) indica que un 16,5 % de los polinizadores vertebrados están amenazados con la extinción a escala mundial (cifra que aumenta hasta un 30 % en el caso de las especies insulares). En Europa, un 9 % de las especies de abejas y mariposas están amenazadas y las poblaciones están disminuyendo en un 37 % (en el caso de las abejas) y en un 31 % en el de las mariposas. En los casos en que se dispone de evaluaciones de la Lista Roja, estas muestran que hasta más de un 40 % de las especies de abejas podrían estar amenazadas.

España cuenta con el mayor sector apícola de la Unión Europea, con más de 23 000 apicultores, de los que casi 5000 son profesionales con más de 150 colmenas cada uno y una producción de miel que sobrepasa ligeramente las 33 00 toneladas anuales.

Declaración de Cancún

Cabe mencionar que con carácter previo a la firma de su adhesión a la Coalición para la Conservación de los Polinizadores, España se sumó a la Declaración de Cancún para la integración de la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad en los procesos productivos para el bienestar.

En ella, se reafirma que la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible «permite enfrentar los retos de la humanidad de una forma integrada y transformadora en lo ambiental, lo económico y lo social, y avanzar en la consecución de las metas del Convenio sobre Diversidad Biológica».

Fuente: Mapama.

Deja un comentario