España ratifica el Acuerdo de París

A finales de la semana pasada, la Embajada de España ante Naciones Unidas depositó el instrumento de ratificación del Acuerdo de París, documento que recoge 190 Planes Nacionales de lucha contra el cambio climático que cubren un 99 % de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) generadas por nuestro país.

 

En este punto del proceso, los países que han ratificado el Acuerdo de París deben demostrar a la comunidad internacional que están en situación de implementar sus planes nacionales de reducción de emisiones para avanzar en el propósito de mantener la temperatura terrestre por debajo de los 2 ºC respecto a los nieves preindustriales e intentar establecer medidas adicionales que hagan posible que el calentamiento global no supere los 1,5 ºC.

En octubre de 2016 se alcanzó el umbral de la ratificación del Acuerdo de París por más de 55 países u organizaciones de países, que sumaban más de un 55 % de las emisiones globales de GEI. Este hito permitió al pacto global entrar en vigor 30 días después, lo que tuvo lugar el pasado 4 de noviembre.

Por entonces, ya había sido ratificado por 94 países y, con la reciente suma de España, ya son 125 las naciones las que han depositado sus instrumentos de ratificación ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), responsables de un 81,34 % de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) del mundo.

En el caso de España, ha sido el 21.º país miembro de la Unión Europea en ratificar el pacto universal. De los integrantes de la UE, solo faltan por hacerlo Bélgica, Croacia, Letonia, Lituania, Países Bajos, República Checa y Rumanía, que disponen hasta el próximo 22 de abril de 2017 para tomar dicha decisión.

Próximos pasos

En este punto del proceso, los países que han ratificado el Acuerdo de París deben demostrar a la comunidad internacional que están en situación de implementar sus planes nacionales de reducción de emisiones para avanzar en el propósito de mantener la temperatura terrestre por debajo de los 2 ºC respecto a los nieves preindustriales e intentar establecer medidas adicionales que hagan posible que el calentamiento global no supere los 1,5 ºC.

Algunos países están liderando el avance en esta dirección con acciones que están reduciendo el coste de las tecnologías respetuosas con el clima. Por ejemplo, el desarrollo de energías renovables en Europa, especialmente en Alemania, está ayudando a que la generación de energía a partir de fuentes renovables sea rentable y pueda llevarse a escala en el resto del mundo.

Otro ejemplo los constituye la apuesta por la electro-movilidad. Países como China, Estados Unidos, Noruega y los Países Bajos han apoyado el desarrollo de la movilidad eléctrica hasta tal punto que esta está volviéndose cada vez más barata y hace posible pensar que se podrá utilizar en todo el mundo a largo plazo.

Impulsar las inversiones en la dirección correcta también es crítico para alcanzar la meta de los 2 ºC. Esto pasa por fomentar el ahorro energético y las energías renovables y descarbonizar nuestra economía pasando página a la era de las energías fósiles. Además, otro paso importante es apoyar a los países en desarrollo en el establecimiento de nuevos sistemas energéticos. En esta misión, tanto el comercio de emisiones como los impuestos al carbono en los países industrializados pueden utilizarse para financiar la transición en estos países.

En la noticia que publicamos el 4 de noviembre de 2016 con motivo de la entrada en vigor del Acuerdo de París, dispones de más información acerca de lo que implica el inicio de la operatividad de este pacto, de sus objetivos y de sus aspectos clave.

Seguimiento de la ratificación del Acuerdo de París

Los expertos de Potsdam Institute for Climate Impact Research (PIK) han elaborado una herramienta que permite realizar un seguimiento de la ratificación del Acuerdo de París, así como explorar distintos escenarios. La información que aporta está actualizada a fecha del 12 de enero de 2017 y su visualización permite tener una idea de las situación de la entrada en vigor y de la ratificación del pacto por país y por grupo de países. Por ejemplo, todos los miembros del G7 han ratificado el pacto, mientras que de las naciones que conforman el G20, restan la Federación Rusa y Turquía por entregar sus respectivos instrumentos de ratificación.

Además, esta herramienta también permite conocer los porcentajes de emisiones de GEI que representan todas las naciones.

Fuente: Mapama, CMNUCC, PIK.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.