España, 21.ª en el Índice Global de la Economía Verde 2016

La agencia de consultoría internacional Dual Citizen, que publica el Global Green Economy Index (GGEI —Índice Global de la Economía Verde—) desde 2010, acaba de lanzar la edición correspondiente a 2016. España ocupa la posición número 21 de un total de 80 países en cuanto a su rendimiento en materia de economía verde, con una puntuación de 53,88, mientras que en la edición anterior (GGEI 2014) era el décimo país del ranking, con 59,2.

 

España ocupa la posición número 21 de un total de 80 países en cuanto a su rendimiento en materia de economía verde, con una puntuación de 53,88, mientras que en la edición anterior (GGEI 2014) era el décimo país del ranking, con 59,2.

Tal y como matizan los expertos de Dual Citizen, cuyo análisis busca mostrar el desempeño de los países en la economía verde global, así como de qué manera los expertos clasifican dicho rendimiento, España mantuvo invariable su posición en la clasificación del índice de percepción (22.ª) y su dimensión más fuerte en el GGEI sigue siendo la eficiencia de los sectores. Esta fortaleza se debe a «la fuerte eficiencia en el uso de los recursos, los compromisos adoptados para promocionar un turismo sostenible y una creciente participación de las energías renovables en la economía global».

Por otro lado, las conclusiones sobre nuestro país destacan que mientras que el desempeño de España en la dimensión relacionada con los mercados y la inversión los resultados no son malos, podrían ser mejores si los líderes españoles abordaran las preocupaciones existentes sobre la estabilidad política y la vitalidad de España como un objetivo de inversión en renovables.

Suecia repite como líder

Por su parte, encabeza la tabla un año más Suecia (77,61 frente a 68,1 en 2014) y lo hace con bastante más ventaja (8,5 puntos) respecto al segundo puesto (Noruega, 69,11) que la registrada en la edición precedente del GGEI (2,5 puntos más que Noruega). En cuanto a la percepción de su rendimiento, los expertos también la valoran muy positivamente y ocupa el 4.º puesto (93,65 puntos), por detrás de Alemania (97,74), Estados Unidos (94,70) y Dinamarca (93,84). En 2014, la nación nórdica ocupaba el tercer lugar del podio sobre la percepción de los expertos de su desempeño en materia de economía verde, con 90,2 puntos.

Aunque es complicado buscar puntos de mejora en el caso de Suecia, teniendo en cuenta sus objetivos para promover la innovación dentro de sus fronteras, «parece que el futuro foco del país debe estar en la dimensión relativa a los mercados y la inversión, en la que la puntuación dada a la innovación en tecnologías limpias es buena, pero aún no es comparable a la obtenida por líderes como Estados Unidos, Japón y Corea del Sur».

Los otros nueve países que conforman el Top 10 en el Índice Global de la Economía Verde 2016 son Noruega (69,11), Finlandia (67,83), Suiza (67,63), Alemania (66,01), Austria (65,23), Islandia (63,68), Zambia (62) y Brasil (60,29).

Otras conclusiones de interés

Los autores del documento subrayan que los resultados globales recabados en la presente edición de 2016 revelan tanto señales alentadoras como ciertas tendencias preocupantes pertinentes para los políticos de los gobiernos que analizan, así como de las organizaciones internacionales, la sociedad civil y los actores privados que interactúan con ellos. Mientras que se perciben progresos reales hacia un modelo de economía verde, existen casos de países que se están moviendo en la dirección opuesta, a veces en contraposición con los compromisos adoptados de perseguir un desarrollo más sostenible y un crecimiento verde.

Además de la evaluación del rendimiento de las naciones, el GGEI 2016 también ha analizado la percepción del rendimiento de 50 ciudades escogidas del listado original de la iniciativa C40 Cities, una red integrada por urbes de todo el mundo comprometidas con la lucha contra el cambio climático.

Del medio centenar de ciudades estudiadas, Copenhague (Dinamarca) lidera la clasificación, seguida de Estocolmo (Suecia), Vancouver (Canadá), Oslo (Noruega) y Singapur. Según matizan los analistas responsables del índice, «esta edición 2016 solo recogen los valores de percepción de ciudades verdes porque la falta de disponibilidad de datos sigue dificultando nuestros esfuerzos para desarrollar un índice de rendimiento global de las ciudades verdes. Teniendo en cuenta el importante papel de las ciudades en la economía verde a escala mundial, el desarrollo de los datos a nivel de la ciudad es una prioridad urgente».

En este ranking de ciudades, la única representante española analizada, Madrid, se halla en el puesto 34.º, con 30,5 puntos.

Pincha sobre la imagen para descargarte el Green Global Economy Index 2016 de nuestra Biblioteca.

 

Mientras que se perciben progresos reales hacia un modelo de economía verde, existen casos de países que se están moviendo en la dirección opuesta, a veces en contraposición con los compromisos adoptados de perseguir un desarrollo más sostenible y un crecimiento verde.

Fuente: Dual Citizen.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.