El valor de los servicios de los ecosistemas suministrados por los bosques de Canadá asciende a entre 5800 y 46 000 $ por hectárea y año

TD Bank Group y The Nature Conservancy of Canada (NCC) han colaborado en la elaboración de Putting a Value on the Ecosystem Services Provided by Forests in Canada: Case Studies on Natural Capital and Conservation (Estableciendo un valor a los servicios de los ecosistemas suministrados por los bosques canadienses: Cases de estudio sobre capital natural y conservación). El documento recoge el cálculo del valor de los servicios prestados por los ecosistemas forestales de 11 bosques canadienses, que asciende a entre 5800 y 46 000 $ por hectárea y año.

 

Una conservación eficaz protege y restaura la naturaleza para la preservación de las especies, incluyendo la humana.Vivimos en un mundo en el que la pérdida de especies y hábitats no solo no cesa, sino que se ha acelerado en los últimos años. El declive de la salud de los ecosistemas naturales se traduce en la imposibilidad de estos de proveer bienes y servicios esenciales para el bienestar de la fauna, la flora y la propia especie humana. Toda medida dirigida a impulsar la efectividad de la protección de las áreas especialmente importantes para la biodiversidad es muy necesaria, al igual que es urgente incorporar mejor y más adecuadamente el valor del capital natural en los procesos de decisión económicos, así como en los enfoques de los responsables de tomar las decisiones.

Con este fin, los expertos de TD Bank Group y The Nature Conservancy of Canada han publicado un informe que recoge los resultados obtenidos al calcular el valor de 11 bosques canadienses protegidos. Los autores asignan un valor a determinados servicios suministrados por los ecosistemas forestales de dichos bosques, la mayoría de ellos protegidos gracias a una asociación de cinco años constituida por las dos organizaciones.

Los servicios que han sido valorados en esta investigación son la capacidad de absorción del carbono de las masas forestales, de eliminar la contaminación atmosférica y de purificación el agua. Para estimar su valor, se empleó el método de los «gastos defensivos», que calcula efectivamente el coste social de reemplazar los servicios prestados por las regiones forestales. Una vez realizado el cálculo, los expertos concluyen que el valor de los servicios ambientales analizados es de entre 5800 y 46 000 $ por hectárea y año.

La valoración específica depende del tipo de bosque y de su ubicación. Los servicios ecológicos de los bosques dominados por arces de la propiedad Kenauk de NCC en la región forestal de los Grandes Lagos y San Lorenzo de Quebec se eleva a aproximadamente 20 000 $ por hectárea y año. Por su parte, los servicios ecosistémicos de los bosques boreales de las tierras bajas en el este de Manitoba, en la propiedad de Kurian, tienen un valor anual de 26 800 $ por hectárea y año demuestran la importancia de las turberas para absorber y almacenar carbono. Los grandes árboles de la propiedad del estuario de Gullchucks en la región de bosques costeros de BC proporcionan más de 33 000 $ por hectárea y año en servicios ambientales.

La asociación establecida entre TD Bank y NCC para proteger estos bosques se enmarca en el programa TD Forests, y busca conservar la riqueza de su biodiversidad. Estas áreas boscosas albergan especies raras, proporcionan importantes corredores de vida silvestre y protegen los hábitats de los árboles viejos cada vez más escaoss. Pero también aportan un retorno económico a las comunidades locales mediante la limpieza del aire y el agua, la captura y almacenaje del carbono.

Si se elimina un bosque, los costes serán trasladados a la sociedad, las comunidades locales y los individuos año tras año, para siempre. Si se inverte en los bosques, se invierte en estos servicios.

Los autores del documento recuerdan que una conservación eficaz protege y restaura la naturaleza para la preservación de las especies, incluyendo la humana. La conservación de ecosistemas naturales como bosques, humedales y praderas ayuda a proteger especies y hábitats importantes y mantiene procesos ecológicos esenciales. Además, también proporciona referencias que facilitan el monitoreo del cambio ambiental futuro.
Las áreas protegidas no solo conservar hábitats y especies importantes, sino que también aportan bienes y servicios de los ecosistemas que son críticos para el bienestar, entre ellos, la filtración del agua, el control de las inundaciones, la polinización y la regulación del clima.

En el pasado, dichos beneficios ecológicos proporcionados por la naturaleza no han sido tenidos en cuenta. Uno de los retos actuales es que los instrumentos económicos tradicionales consideran que la naturaleza es una externalidad, es decir, una variable que no puede ser contabilizada. Pero en un mundo con una tasa de pérdida de biodiversidad y degradación de los ecosistemas creciente, se vuelve cada vez más crítico incluir la naturaleza en la toma de decisiones económicas. El campo emergente de la valoración del capital natural —que otorga un valor financiero a los bienes y servicios de los ecosistemas— proporciona un marco para asignar valores económicos a estos servicios.

Pincha sobre la imagen para descargarte el PDF completo desde nuestra Biblioteca.

 

Estableciendo un valor a los servicios de los ecosistemas suministrados por los bosques canadienses: Cases de estudio sobre capital natural y conservación

 

Fuente: The Nature Conservancy of Canada.

Deja un comentario