El sector forestal, crítico para impulsar la gestión sostenible de los bosques, su rol como sumideros de carbono y el desarrollo rural

Durante la inauguración ayer del 7.º Congreso Forestal Español en Plasencia (Cáceres), la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, presentó el Plan de Actuación Forestal. La nueva planificación está diseñada para impulsar el papel de los bosques españoles como sumideros de carbono, la mejor adaptación de estos ecosistemas a los nuevos escenarios climáticos y la puesta en valor de un sector crítico para el desarrollo del mundo rural: el forestal.

 

Entre las metas recogidas en el Plan de Actuación Forestal presentado por la ministra del Mapama, Isabel García Tejerina, se encuentra la de potenciar el efecto sumidero de los montes españoles, que ya supera un 10 % de las emisiones anuales, y lograr una mejor adaptación de estos ecosistemas a los nuevos escenarios climáticos.El VII Congreso Forestal Español, organizado por la Sociedad Española de Ciencias Forestales (SECF), se desarrollará en la localidad cacereña de Plasencia hasta este viernes 30 de junio con el lema «Gestión del monte: servicios ambientales y bioeconomía».

Gestión forestal sostenible, crítica para evitar incendios

En el transcurso del acto inaugural, que también contó con la presencia del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández-Vara, García Tejerina hizo hincapié en la importancia del sector forestal como motor del desarrollo del medio rural. Asimismo, quiso subrayar la relevancia que tiene la gestión forestal sostenible como herramienta principal para la prevención de incendios forestales, sobre todo en un país mediterráneo como España, con casi 28 millones de hectáreas de monte y en un momento tan delicado como el que aún vivimos como consecuencia del incendio devastador desatado el sábado por la noche en Moguer (Huelva).

Aún no se conocen datos oficiales sobre la extensión del área afectada, pero sin duda serán cifras preocupantes por las imágenes que los distintos medios de comunicación y afectados han difundido desde que se declarara el incendio. Una buena parte del parque natural de Doñana ha ardido, en especial durante el domingo por las fuertes rachas de viento de hasta 90 km/h que hubo durante el día y como consecuencia de sus cambios de dirección continuos. Hoy el incendio ya está apagado gracias a la labor de los más de 200 efectivos desplazados a la zona, que han logrado controlar los tres focos y evitar rebrotes.

La jornada inaugural tuvo también presentes a las víctimas del dramático incendio forestal acaecido en Portugal recientemente, que se ha saldado con más de 60 muertes y numerosos heridos. Los asistentes guardaron un minuto de silencio como homenaje.

Según afirmó la ministra, entre las prioridades de su Ministerio están «el apoyo a la prevención, extinción y restauración de incendios forestales y la negociación y aplicación de convenios internacionales relacionados con los montes», como el Acuerdo de París sobre cambio climático, que reconoce el valor fundamental de los bosques como sumideros de carbono.

Sector forestal, vital para el impulso del desarrollo rural

Otro de los aspectos que la titular de la cartera del Mapama resaltó durante su discurso fue la necesidad de reconocer el papel que juega el sector forestal a la hora de añadir a sus valores tradicionales la relevancia de los bosques en la mitigación del cambio climático y su contribución al relevo generacional. Esta misión está recogida en la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico, según explicó García Tejerina.

Lo que se persigue con el Plan de Actuación Forestal es incentivar la gestión forestal a escala nacional y consolidar una actividad económica básica en el medio rural. Para ello, «se facilitarán las mejoras necesarias en infraestructuras forestales relacionadas con la propia gestión y con la prevención de incendios forestales para conservar estos ecosistemas y potenciar su uso racional, tanto por el sector primario como por el turístico», avanzó.

Además, entre las metas recogidas en el plan también se encuentra la de potenciar el efecto sumidero de los montes españoles, que ya supera un 10 % de las emisiones anuales, y lograr una mejor adaptación de estos ecosistemas a los nuevos escenarios climáticos.

Por su parte, Guillermo Fernández-Vara abogó por que la sostenibilidad y la conservación computen en nuestro país en términos de Producto Interior Bruto (PIB). «Hay una parte importante del territorio español que no computa en términos de PIB», aseguró el presidente extremeño, quien expresó su deseo de que «algún día valoremos este indicador no solo por la suma de lo que produce un territorio, sino también por la  suma de lo que conserva. Somos los demás los que tenemos que absorber los gases de efecto invernadero, pero eso no se traduce en términos de PIB y al final uno tiene que seguir sobreviviendo con otras variables que son injustas, porque son difíciles de comparar», resaltó.

Adicionalmente, el máximo responsable de la Junta de Extremadura se mostró partidario de «situar al cambio climático en la primer línea del debate político», pues sus efectos «tendrá consecuencias sobre las migraciones climáticas, sobre las inundaciones, sobre la sequía y la desertización, así como sobre los consumos de energía».

Por último, se lamentó acerca de la falta de gobernanza mundial, lo que está provocando enormes prejuicios en cuestiones como el cambio climático. «No poder plantear en el horizonte del futuro los problemas que nos están preocupando, revertirá negativamente en las generaciones venideras», aseguró Fernández-Vara.

Fuente: Mapama, Junta de Extremadura.

Deja un comentario