El PNUMA lanza los Principios para un Impacto Positivo de las Finanzas en colaboración con bancos y entidades financieras

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), en colaboración con 19 bancos y entidades financieras, ha lanzado una serie de principios para orientar la financiación para el desarrollo sostenible. Se trata de los Principios para un Impacto Positivo de las Finanzas (The Principles for Positive Impact Finance), destinados a ayudar a dirigir algunos de los cerca de entre 5 y 7 billones de dólares que serán necesarios para lograr implementar plenamente los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) hacia el cumplimiento de los retos globales relacionados con el cambio climático, el crecimiento demográfico y la escasez de recursos.

 

Los principios surgen con la vocación de ayudar a inversores y donantes a evaluar los impactos sociales y ambientales de sus inversiones. Asimismo, las directrices que establecen también sirven de ayuda a los auditores a clasificar las inversiones en función de sus impactos, apoyan a los gobiernos a establecer un marco para la emisión de licitaciones de proyectos «basadas en el impacto» y sirven de guía al sector privado y los organismos de la sociedad civil en el desarrollo de modelos de negocio beneficiosos para la sociedad y el medioambiente.Los principios surgen con la vocación de ayudar a inversores y donantes a evaluar los impactos sociales y ambientales de sus inversiones. Asimismo, las directrices que establecen también sirven de ayuda a los auditores a clasificar las inversiones en función de sus impactos, apoyan a los gobiernos a establecer un marco para la emisión de licitaciones de proyectos «basadas en el impacto» y sirven de guía al sector privado y los organismos de la sociedad civil en el desarrollo de modelos de negocio beneficiosos para la sociedad y el medioambiente.

Los Principios para un Impacto Positivo de las Finanzas fueron presentados recientemente en París por los responsables del PNUMA, en colaboración con el Gobierno de Francia. Michel Sapin, ministro de Finanzas de Francia, se refirió a esta iniciativa como una apuesta muy oportuna y se mostró confiado en que proporcionarán bases reforzadas para la cooperación pública y actores privados.

Los principios han sido desarrollados por un grupo de trabajo comprendido por representantes del sector bancario y financiero, junto con expertos de la Iniciativa Financiera del PNUMA (UNEP-FI, por sus siglas en inglés), una asociación surgida en 1992 tras la celebración de la Cumbre de la Tierra.

El grupo lanzó previamente en octubre de 2015 el Manifiesto para un Impacto Positivo (Positive Impact Manifesto), que persigue un nuevo paradigma de la financiación y un marco común que permita a inversores y promotores de proyectos identificar y promover actividades e iniciativas con un impacto positivo desde el punto de vista social y ambiental.

Las cerca de 20 organizaciones del sector financiero impulsoras de los principios tienen activos bajo gestión por valor de alrededor de 6,6 billones de dólares. Con su apoyo a esta iniciativa, persiguen proporcionar a financieros e inversores de todo el mundo un amplio marco aplicable a través de sus diferentes líneas de negocio, incluyendo préstamos al por menor y al por mayor, préstamos corporativos y de inversión y gestión de activos.

En palabras de Eric Usher, responsable de UNEP-FI, «para el logro de los ODS —plan de acción global dirigido a erradicar la pobreza, luchar contra el cambio climático y proteger el medioambiente—, serán necesarios aproximadamente entre 5 y 7 billones de dólares anuales hasta 2030». «Los Principios para un Impacto Positivo de las Finanzas son un elemento de cambio que ayudará a canalizar los cientos de miles de millones de dólares gestionados por bancos e inversores hacia proyectos inclusivos, limpios y bajos en carbono».

Esta apuesta sirve de guía a los representantes del sector financiero y a los inversores a la hora de analizar, controlar e informar sobre los impactos sociales, ambientales y económicos de los productos y servicios financieros que ofrecen.

A este respecto, Severin Cabannes, director general adjunto de Société Générale, defiende que: «Con desafíos globales como el cambio climático, el crecimiento demográfico y la escasez de recursos en aumento, se hace más urgente para el sector financiero ser capaz de adaptarse y ayudar a lograr el intercambio necesario en nuestros modelos económicos y de negocios». «Los principios ofrecen el marco amplio y ambicioso requerido para satisfacer los desafíos complejos y profundamente interconectados de nuestro tiempo».

En la actualidad, el grupo de trabajo que está detrás del desarrollo de los Principios para un Impacto Positivo de las Finanzas está compuesto por expertos de Australian Ethical, Banco Itaú, BNP Paribas, BMCE Bank of Africa, Caisse des Dépôts Group, Desjardins Group, First Rand, Hermes Investment Management, ING, Mirova, NedBank, Pax World, Piraeus Bank, SEB, Société Générale, Standard Bank, Triodos Bank, Westpac y YES Bank.

 

Las cerca de 20 organizaciones del sector financiero impulsoras de los principios tienen activos bajo gestión por valor de alrededor de 6,6 billones de dólares. Con su apoyo a esta iniciativa, persiguen proporcionar a financieros e inversores de todo el mundo un amplio marco aplicable a través de sus diferentes líneas de negocio, incluyendo préstamos al por menor y al por mayor, préstamos corporativos y de inversión y gestión de activos.

 

Fuente: IISD, ONU.

Deja un comentario