El Plan Nacional Apícola 2017-2019 contará con un presupuesto de 33,8 M€

La semana pasada tuvo lugar en Bruselas (Bélgica) el 183.º Comité de Gestión de la Organización Común de Mercados (OCM), donde se aprobaron los 27 programas de ayudas a la apicultura presentados por los Estado miembros. En el caso de España, el sector apícola nacional percibirá 16 905 000 euros procedentes de los fondos comunitarios durante los años 2017, 2018 y 2019, repartidos en anualidades de 5 635 000 €.

 Imagen: Magrama.

Las novedades van dirigidas a centrar los recursos financieros en resolver los problemas sanitarios de la apicultura española, así como a mejorar la calidad y valorización de la miel y los productos apícolas. Según la información difundida por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), «la contribución de la Unión Europea al Plan Nacional Apícola (PNA) español será de cerca de 17 M€ para los tres años», cantidad que «será complementada en igual cuantía por el Ministerio y las comunidades autónomas, por lo que, en el cómputo total, serán 33,8 M€».

Del reparto total, España es el país miembro de la Unión que recibe mayor porcentaje de ayudas (un 15,65 % del total), al estar a la cabeza en censo, con 2 722 327 colmenas. De estas, un 80 % pertenecen a apicultores profesionales (con más de 150 colmenas).

El nuevo PNA incluye como novedad la ampliación de las líneas y medidas susceptibles de ser subvencionadas, incluidas con el fin de «fundamentar y optimizar su eficiencia y resultados, dada la condición de España como Estado comunitario de mayor peso en la apicultura europea», explica el comunicado difundido.

Las novedades van dirigidas a centrar los recursos financieros en resolver los problemas sanitarios de la apicultura española, así como a mejorar la calidad y valorización de la miel y los productos apícolas. Para ello, se amplía la línea B, tradicionalmente de lucha contra la varroosis, a otras enfermedades y agresiones de las colmenas y se implanta una nueva línea de ayudas, la línea H, con medidas enfocadas a mejorar la calidad de los productos apícolas para explotar su potencial en el mercado. Además, se vuelve a activar la línea E, que quedó excluida del último programa de ayuda a la repoblación de las colmenas.

El PNA sigue manteniendo como líneas básicas las ayudas a la formación y asistencia técnica, racionalización de la trashumancia, medidas de apoyo a los laboratorios de análisis de los productos apícolas, y la colaboración con organismos especializados en la realización de programas de investigación aplicada en el sector de la apicultura y de los productos procedentes de la apicultura.

Fuente: Magrama.

Deja un comentario