El PE aprueba nuevas reglas para potenciar el rol de los bosques para frenar el calentamiento global

En el marco de la política de la Unión Europea en materia de cambio climático, los miembros del Parlamento Europeo han aprobado nuevas reglas que tienen en consideración las «emisiones negativas» del sector forestal. Con ello, se persigue que los bosques contribuyan a la disminución de las emisiones de CO2, al tiempo que se alcanza un equilibrio entre emisiones y captura de dióxido de carbono.

 

La UE tiene el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero un 40 % para 2030 y el sector forestal forma parte del plan para lograrlo.La Unión se ha marcado el objetivo de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero un 40 % para 2030 (en comparación con los niveles de 1990), y el sector forestal forma parte de la estrategia para lograrlo. El papel de las masas boscosas comunitarias en la captura de carbono es crítico en este cometido, puesto que absorben más de 400 millones de toneladas de CO2 al año, el equivalente a un 10 % de las emisiones totales de GEI de la UE-28.Disculpa, este contenido está restringido, debes o para acceder.

 

Deja un comentario