El Parque Nacional Marítimo Terrestre de las Islas Atlánticas obtiene la Carta Europea de Turismo Sostenible

Situado en las provincias de La Coruña y Pontevedra, el Parque Nacional Marítimo Terrestres de las Islas Atlánticas (PNMTIA) acaba de sumarse a los espacios naturales que cuentan con el distintivo de la Carta Europea de Turismo Sostenible (CETS), otorgado por la Federación Europarc.

 

Imagen: PNMTIA.
Haber recibido de manos de Europarc la certificación de Carta Europea de Turismo Sostenible significa que este enclave natural del noroestes español, así como las entidades locales y los representantes del sector turístico que desarrollan en él su actividad tienen la voluntad de promover el turismo de acuerdo con los principios del desarrollo sostenible.Con una superficie de 8333 hectáreas, de las que 1194,8 son terrestres y el resto marinas, el Parque Nacional Marítimo Terrestre de las Islas Atlánticas se creó en 2002 por medio de la Ley 15/2002. Abarca los concejos de Vigo, Bueu, Villagarcía de Arousa y Ribeira, en cuyo territorio se circunscriben dos Zonas de Especial Protección para Aves (ZEPA): las islas Cíes la isla de Ons, mientras que Cíes, Ons y Sálvora pertenecen a tres Lugares de Importancia Comunitaria (LIC). Además, este parque nacional entró a formar parte de la Red Europea Ospar de Áreas Marinas Protegidas en 2008.

Haber recibido de manos de Europarc la certificación de Carta Europea de Turismo Sostenible significa que este enclave natural del noroestes español, así como las entidades locales y los representantes del sector turístico que desarrollan en él su actividad tienen la voluntad de promover el turismo de acuerdo con los principios del desarrollo sostenible.

Estos principios constituyen el siguiente decálogo:

1.º Implicar a todas las partes relacionadas con el turismo en el espacio protegido y las zonas circundantes en el desarrollo y la gestión del espacio protegido.

2.º Elaborar y aplicar una estrategia y un plan de acción de turismo sostenible para el espacio protegido.

3.º Proteger y mejorar el patrimonio natural y cultural de la zona, tanto para el turismo como mediante el turismo, y a la vez protegerla de un excesivo desarrollo turístico.

4.º Ofrecer una experiencia de alta calidad a los visitantes en todos los aspectos.

5.º Proporcionar información adecuada a los visitantes acerca de las cualidades especiales de la zona.

6.º Promocionar productos turísticos específicos que permitan descubrir y comprender la zona.

7.º Ampliar los conocimientos sobre el espacio protegido y los temas relacionados con la sostenibilidad de los agentes relacionados con el turismo.

8.º Garantizar que el turismo mejore, y no reduzca, la calidad de vida de la población local.

9.º Aumentar los beneficios derivados del turismo en favor de la economía local.

10.º Controlar y hacer un seguimiento de los flujos de visitantes para reducir sus potenciales impactos negativos.

Los objetivos básicos de la CETS son «fomentar el conocimiento de los espacios protegidos de Europa como parte fundamental de nuestro patrimonio y aumentar el apoyo a su necesaria conservación para que puedan ser disfrutados por las generaciones presentes y futuras» y «mejorar el desarrollo sostenible y la gestión turística de los espacios protegidos, teniendo en cuenta las necesidades del contorno, de la población local, de las empresas locales y de los visitantes», según detallan desde Europarc.

Con el fin de cumplir con el decálogo y los principios de la CETS, se destinarán tres millones de euros a lo largo del próximo lustro a la puesta en marcha de más de un centenar de acciones y actividades diversas. Entre ellas, se organizarán talleres de educación y sensibilización ambiental relacionados con los productos pesqueros, un programa de rutas interpretativas que acerque la riqueza natural del Parque Nacional al público, actividades en los distintos archipiélagos y una ruta turística para el avistamiento de especies de aves y mamíferos marinos.

A esto hay que sumar la creación de un centro de interpretación del litoral y el impulso del aula de la naturaleza de Cabo Udra (Bueu) como punto de información y educación ambiental y la adhesión a la red de municipios Red Terrae.

Hoy por hoy están acrecitados con la CETS un total de 107 espacios naturales protegidos, 38 de ellos son españoles. Aparte del Parque Nacional Marítimo Terrestre de las Islas Atlánticas, otros representantes gallegos portadores de la Carta Europea de Turismo Sostenible son el Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés y el Parque Natural de las Fragas do Eume.

 

Fuente: PNMTIA, Xunta de Galicia.

Deja un comentario