El papel del sector privado como nuevo actor del desarrollo sostenible

Bajo el título «#SomosSostenibles. Nuevos actores del desarrollo sostenible: el papel del sector privado», directivos de compañías españolas de diversos sectores de actividad han expuestos sus respectivas visiones, experiencias, lecciones aprendidas y obstáculos superados a la hora de incorporar la Agenda 2030 y los 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible en sus estrategias. El camino recorrido y el que queda por andar en el desarrollo de medidas encaminadas a la sostenibilidad representa una oportunidad no solo para las entidades que apuesten por ello, sino para el conjunto de la economía y la sociedad.

 

Los aspectos en los que las entidades españolas hacen más aguas en el progreso hacia los ODS son la gran necesidad de que los órganos de dirección interioricen que hay que avanzar en la dirección marcada por la Agenda 2030, la escasa colaboración entre empresas y la poca participación en la publicación y verificación de la información generada por las organizaciones en materia de sostenibilidad.

El encuentro fue organizado por el área de eventos del diario Expansión y Unidad Editorial y contó con la presencia de Germán Granda, director de Forética, quien actuó como moderador de un elenco de profesionales de diversas empresas e instituciones españolas comprometidas con la sostenibilidad. En su introducción, hizo especial hincapié en la próxima aprobación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, cuyo proceso de consulta pública concluirá el día 10 de octubre y cuyos objetivos buscan garantizar una transición ordenada de la economía española hacia un modelo bajo en carbono y que se adapte a los retos mundiales en materia climática.

Hasta la fecha, se han recibido 170 propuestas a las consultas públicas abiertas desde el pasado 18 de julio de 2017 previas a la elaboración del anteproyecto de ley impulsado por los Ministerios de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) y de Energía, Turismo y Agenda Digital (Minetad).

El primero en intervenir en el acto fue Ángel Pes, presidente de la Red Española del Pacto Mundial, quien recordó que para que los gobiernos puedan avanzar en el logro de los compromisos adoptados a escala global, «es necesario que cuenten con un respaldo total del sector privado. Es decir, por parte del mundo empresarial, las organizaciones no gubernamentales, asociaciones y resto de agentes sociales».

Asimismo, reseñó la importancia de que las compañías midan los impactos que sus respectivas actividades tienen en relación con los ODS y presentó una nueva herramienta para facilitar a la comunidad empresarial la incorporación de estos objetivos en sus respectivas organizaciones.

A continuación, dio comienzo el espacio reservado para el debate sobre «Sostenibilidad y empresa: Riesgos y oportunidades». Javier Bolaños, responsable de Planificación en Sostenibilidad de Endesa, centró su exposición en el plan de sostenibilidad diseñado por la eléctrica, basado en el análisis de riesgos identificados en la última edición del Informe sobre riesgos globales del Foro Económico Mundial (Foro de Davos).

Por su lado, Óscar Media, director de Estrategia y Desarrollo de Negocio de Correos, detalló cómo trabaja su compañía en la reducción de su impacto ambiental y su huella de carbono mediante el impulso de la movilidad sostenible y el ahorro y eficiencia energéticas. Xavier González, coordinador de Responsabilidad Social Corporativa de Arcelormittal, subrayó los ahorros de recursos derivados de la reutilización de acero en sus procesos productivos una estrategia enfocada a disminuir el consumo de energía, las emisiones de gases de efecto invernadero y la apuesta por la innovación. Joan Fortuny, Operation Managing Director de Borges, se encargó de cerrar este bloque. El directivo explicó que han adoptado la integración vertical como estrategia en su planificación y mencionó que están fomentando la conservación de las abejas para potenciar un servicio ecosistémico esencial como la polinización. Además, también puso el foco en que el consumo responsable de agua y otros recursos naturales forma parte esencial de su plan de sostenibilidad.

Economía circular

En el bloque dedicado a «Economía circular: su importancia estratégica en el desarrollo sostenible» participaron Pedro Poveda, socio de Gómez Acebo y Pombo; Anabel Rodríguez, directora de la Fundación Economía Circular; Gabriel Leal, director general de Signus; y Félix Reneses, director de Operaciones de Ecovidrio.

En este espacio, se pidió una regulación estable y clara para introducir en el mercado productos de derivados del enfoque de la economía circular y se incidió en el valor añadido que puede aportar a las compañías la implementación de los ODS. Además, también se habló de las soluciones para estrechar la colaboración con múltiples socios para sumar esfuerzos, de cómo aprovechar la experiencia complementaria de los nuevos actores del desarrollo y se mostraron casos de éxito en la implementación de medidas sostenibles en materia de agua, energía y cambio climático, alimentación y agricultura.

Cabe apuntar que aún resta una grandísima labor por hacer en materia de economía circular en España. Para lograr progresos en este sentido, el pasado mes tuvo lugar el primer encuentro organizado por el Mapama y el Mineco para impulsar la definición de la Estrategia Española de Economía Circular.

Inversión en desarrollo sostenible

El último grupo de expertos convocado debatió sobre «Inversión en desarrollo sostenible» y estuvo compuesto por M.ª José Gálvez, directora de Sostenibilidad de Bankia; Sol Hurtado, directora general de BNP Paribas Investment Partners; Jaime Silos, presidente de Spainsif y de Desarrollo Corporativo de Forética; y Jorge Díaz, responsable de Ventas Cliente Institucional de Amundi Iberia.

El cuarteto de especialistas en inversión sostenible abordó en qué consiste un fondo ético y a qué perfiles va dirigido, la oportunidad y el rendimiento de las inversiones de impacto social, cómo avanzar hacia un mercado más transparente con rendimientos sostenibles, de qué modo se pueden elaborar y diversificar carteras de ISR, qué beneficios obtiene el inversor de su apuesta por iniciativas responsables y el papel clave de los emprendedores sociales para asegurar un soporte financiero que favorezca el crecimiento.

Otras conclusiones destacadas

Algunas de las conclusiones más destacadas que los especialistas que participaron en el encuentro se resumen en que las empresas españolas deben dedicar esfuerzos a identificar, fijar objetivos, elaborar planes, comunicar y actuar en materia de sostenibilidad. En este último sentido, se recordó que el próximo 2018 entra en vigor la Ley sobre información no financiera, que obliga a las grandes empresas a divulgar información relacionada con aspectos sociales, ambientales y de buen gobierno vinculados al logro de los ODS.

Adicionalmente, se destacó que los aspectos en los que las entidades españolas hacen más aguas en el progreso hacia los ODS son la gran necesidad detectada de que los órganos de dirección de las entidades interioricen que hay que avanzar en la dirección marcada por la Agenda 2030, la escasa colaboración entre empresas y la escasa publicación y verificación de la información generada por las organizaciones en materia de sostenibilidad.

Otra conclusión importante es que, a pesar de que el desarrollo de los ODS está progresando de forma adecuada en España, el tejido empresarial español aún no está listo para enfrentarse a ellos.

Deja un comentario