El Natural Capital Summit 2018 aboga por que empresas y gobiernos consideren a la naturaleza como un activo en los balances

Los días 13 y 14 de junio ha tenido lugar en Barcelona la segunda edición del evento de referencia de habla hispana sobre capital natural: el Natural Capital Summit 2018, coorganizado por Ecoacsa y la Fundación Empresa y Clima.

 

Natural Capital Summit 2018

El capital natural, un activo en los balances empresariales

Los expertos han destacado la necesidad de reconocer la materialidad del capital natural en las organizaciones y administraciones, de manera que deje de ser considerado un pasivo y sea tratado como un activo que quede reflejado en los balances. Solo a través del reconocimiento de su valor se puede trabajar en su conservación a largo plazo.

En la actualidad, tanto la contabilidad nacional como la corporativa a menudo no tienen en consideración los activos del capital natural, lo que significa que los cambios que se producen en la biodiversidad, el suelo, la disponibilidad de materias primas, la calidad del aire y agua, etc. no son tenidos en cuenta. Esto resulta en que muchas empresas y gobiernos no valoren ni prioricen suficientemente la preservación de los ecosistemas y la biodiversidad.

Para ayudar a revertir esta situación, los actores públicos y privados que han participado en la edición 2018 del Natural Capital Summit han mostrado casos de éxito sobre los numerosos beneficios que se derivan de conocer los impactos y dependencias que las operaciones del desarrollo tienen en el medioambiente.

Han destacado que los enfoques de capital natural facilitan información sobre riesgos que muchas veces no son identificados ni ponderados por el mercado (reducción de la fertilidad del suelo, de la diversidad genética y de la capacidad del ecosistema de filtrar agua, por ejemplo), así como de nuevas oportunidades de negocio asociadas a su gestión.

En este sentido, han incidido en que los datos que se obtienen mediante las evaluaciones y la contabilidad del capital natural y las cuentas de pérdidas y ganancias ambientales permiten conocer no solo el impacto ambiental, sino también social y económico vinculado con el desarrollo y la creación de valor natural. Esta información permite reducir riesgos económicos e impactos ambientales negativos, diseñar mejores estrategias corporativas y es crucial para el reporting no financiero y para informar a las partes interesadas. Por ejemplo, cada euro invertido en conservación y mejora de los parques naturales catalanes genera el retorno de un valor añadido bruto de 8,8 euros en beneficios económicos y sociales.

Informe 2018 sobre riesgos globales

Otras conclusiones destacadas han puesto el foco en que los riesgos asociados al capital natural han sido reconocidos en el Informe 2018 sobre riesgos globales del Foro Económico Mundial como uno de los mayores riesgos emergentes desde el punto de vista ambiental, social y de gobernanza. Por esta razón, las organizaciones que aspiren a seguir funcionando en el futuro y ser resilientes, deben tener en consideración el capital natural y trabajar en este ámbito desde un prisma holístico, que parta del principio de que los servicios ecosistémicos son nuestro nuevo «socio».

El sector financiero está siendo especialmente activo este 2018 impulsando la consideración de los aspectos ambientales por parte de las empresas y reorientando los flujos de inversión hacia proyectos sostenibles. Con ello, las entidades financieras persiguen apoyar la transición hacia una economía más circular y eficiente en el uso de los recursos. Este interés creciente se debe en gran parte a la publicación de las recomendaciones del Grupo de Expertos sobre Finanzas Sostenibles de la Comisión Europea, la Directiva comunitaria sobre información no financiera y de diversidad y al reciente lanzamiento del Suplemento financiero del Protocolo del Capital Natural por parte de la Natural Capital Coalition: Conectando las finanzas y el capital natural.

Por otra parte, los directivos y personalidades públicas que han formado parte del programa del evento también han hecho hincapié en la gran utilidad que representan los enfoques de capital natural para ayudar a avanzar en el logro de los ambiciosos desafíos comprometidos globalmente. Entre ellos, los Objetivos del Desarrollo Sostenible, el Acuerdo de París, las Metas de Aichi y otros compromisos suscritos para luchar contra la pérdida de biodiversidad, el deterioro de los servicios ecosistémicos y el cambio climático. Abordarlos en toda su dimensión y a la escala requerida pasa necesariamente por un cambio de pensamiento, una buena dosis de implicación y colaboración por parte de todos los agentes sociales y económicos y un mayor conocimiento, comprensión y conexión de nuestra relación con la naturaleza. El trabajo en capital natural fomenta precisamente estos aspectos.

 

Empresas Natural Capital Summit 2018El marco de II Natural Capital Summit ha sido el foro idóneo para presentar el Natural Capital Factory, plataforma regional española de la Natural Capital Coalition. Se trata de una iniciativa que nace con el propósito de facilitar el encuentro entre empresas, administraciones, academia, centros de investigación, tercer sector, organismos de normalización y regulación interesados en formar parte del movimiento internacional del capital natural y desarrollar proyectos, métodos y herramientas que faciliten la incorporación de la naturaleza en la toma de decisiones.

El capital natural desde el prisma corporativo y a escala de proyecto

En el transcurso de la tarde de la primera jornada, se desarrollaron dos talleres sobre enfoques de capital natural desde la óptica corporativa y a escala de proyecto para que los asistentes llevaran a la práctica la teoría aprendida y los conocimientos adquiridos. Tras el ejercicio, tuvo lugar la presentación de cuatro casos prácticos que consistieron en la presentación de la cuenta de pérdidas y ganancias ambientales de LafargeHolcim; la metodología de certificación del Instituto LIFE para cuantificar el impacto de las empresas sobre el capital natural y las ganancias en biodiversidad derivada de acciones de conservación; el Plan de Acción Biodiversidad de la alondra ricotí de Gas Natural Fenosa y el Proyecto Hábitat de Red Eléctrica de España.

La edición 2018 del Natural Capital Summit ha concluido con la visita a la cantera de Turó de Montcada, un referente de modelo participativo mediante acuerdo de custodia del territorio y convenio de uso público de un espacio privado que ha servido para ilustrar sobre el terreno cómo los enfoques de capital natural proporcionan soluciones que garantizan la conservación y buena salud de los ecosistemas naturales a largo plazo, al tiempo que benefician al entorno y a la sociedad y fomentan la adaptación y mitigación al cambio climático.

Fuente: Natural Capital Summit.

Deja un comentario