El natural capital: la riqueza oculta de Irlanda

Este fue el lema elegido por los organizadores de la Conferencia sobre Capital Natural celebrada a finales de abril en Dublín, en la que numerosas voces expertas aportaron una idea clara y comprensible de los valores intrínsecos a los recursos naturales mediante la exposición de varios estudios de caso, al tiempo que animaron tanto al sector público como al privado a apostar por desarrollar iniciativas contables que reconozcan el valor del capital natural.

Un centenar de expertos del mundo empresarial, académico, inversores y representantes de organizaciones conservacionistas no gubernamentales,  agencias estatales y propietarios de tierras participaron en la Conferencia sobre Capital Natural de Irlanda«Se suele decir que la naturaleza no tiene precio, pero la tratamos como si fuera económicamente inútil: no somos capaces de incluir el valor de los recursos del capital natural ni de los bienes y servicios que se derivan de los ecosistemas en nuestros sistemas de contabilidad nacional, como el PIB. Sin embargo, eso está cambiando: los gobiernos y líderes empresariales reconocen ahora por igual que hay una necesidad urgente de evaluar con precisión los beneficios y los costes de nuestra relación con el medio ambiente en términos económicos dado que los impactos de la disminución de los recursos, el aumento de la degradación ambiental y el cambio climático, se vuelven cada vez más y más evidentes», reconocen los organizadores del evento irlandés.

En su caso, «Irlanda ya se ha comprometido, en virtud de la legislación comunitaria y nacional, a evaluar el valor económico de estos servicios, y promover la integración de estos valores en los sistemas de contabilidad e información a escala comunitaria y nacional para el año 2020», explica la información facilitada por Natural Capital Conference. Sin embargo, «ha habido muy poca conciencia general de este compromiso hasta la fecha. El trabajo que hay que desarrollar es emocionante -y complicado-, dado que es mucho el esfuerzo que requerirá, pero ya se han hecho algunos estudios muy prometedores, tanto en territorio irlandés como en el panorama internacional, para desbloquear la riqueza oculta en nuestros paisajes».

Con este espíritu, más de un centenar de expertos del mundo empresarial, académico, inversores y representantes de organizaciones conservacionistas no gubernamentales, agencias estatales y propietarios de tierras participaron en la Conferencia sobre Capital Natural de Irlanda para avanzar en la importante tarea de evaluar el valor económico del capital natural con el gobierno, las empresas privadas y semiestatales, las instituciones nacionales y el público en general.

Más en detalle, el evento se centró en la búsqueda de maneras de medir con precisión y en términos económicos nuestra “deuda de capital natural”, esto es, el coste no reconocido de la degradación ambiental y su impacto en el bienestar humano.

«Tanto los contribuyentes de hoy en día como las generaciones futuras y los pobres del mundo pagan y pagarán esta deuda, nos demos cuenta de ello o no», según aseguró durante su intervención en la cita el doctor Rudolf de Groot, uno de los autores de «La economía de los ecosistemas y de la biodiversidad» (el informe TEEB). «Podemos pensar que la naturaleza no tiene precio, pero debemos aprender a reconocer todos sus valores», defendió.

Otro de los aspectos destacados en la conferencia fue el potencial de las estrategias de restauración para mejorar y aumentar nuestro capital natural, invirtiendo la tendencia duradera y continua de degradación que prevalece en los últimos tiempos.

La reunión fue dirigida por el Ministro de Artes, Patrimonio y de la Región de Lengua Gaélica (Gaeltacht), Jimmy Deenihan, quien explicó que durante la crisis económica de Irlanda perdimos nuestro enfoque en la biodiversidad, y que esto fue en detrimento nuestro. Por esa razón, agradeció la contribución de la conferencia a destacar el valor económico y social de los bienes y servicios que proporciona la naturaleza.

Foro sobre Capital Natural 

Después de las contribuciones realizadas por expertos internacionales y nacionales en la materia, la conferencia aprobó por unanimidad la propuesta de creación de un Foro sobre Capital Natural, que se creará con el apoyo de los organismos públicos y privados.

Los Estados miembros de la UE han acordado integrar la contabilidad del capital natural en sus cálculos del Producto Interno Bruto (PIB) para 2020, por lo que el Foro contribuirá a alcanzar esta meta.

Los responsables que participen en el Foro mencionado deben promover la realización de una contabilidad completa sobre el capital natural (Natural Capital Accounting, NCA), de manera que sea posible conocer la riqueza que está oculta en nuestro entorno natural: desde la provisión del control de las inundaciones, el suministro de aire fresco y suelo fértil hasta el aporte de actividades saludables, de recreo y beneficios estéticos.

Apostar por una NCA se traduce en una mejor información para la elaboración de políticas públicas y privadas que permitan proteger de manera más eficaz, promover, mejorar y restaurar los ecosistemas y, por ende, cuidar del bienestar humano que depende de ellos.

La NCA amplía nuestra comprensión del verdadero valor de la naturaleza y nos recuerda que la salud de nuestra economía y de la sociedad depende directamente de la existencia de unos ecosistemas saludables.

Teniendo estas premisas claras, el Foro sobre el Capital Natural debe ser establecido con un doble objetivo: velar por que el público en general, las empresas, los propietarios de tierras y los tomadores de decisiones integren los conceptos de NCA y de los bienes y servicios de los ecosistemas; y asistir a las agencias estatales, empresas privadas y propietarios de tierras en el desarrollo de métricas para elaborar adecuadamente la NCA.

Fuente: Nota de prensa de www.naturalcapitalireland.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.