El IPCC tras el Acuerdo de París

La 43.ª sesión del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) mantenida en Nairobi (Kenia) ha resultado en la adopción de cuatro decisiones relacionadas con el programa y presupuesto de la organización, la comunicación del Sexto Informe de Evaluación del IPCC (AR6), cuyo lanzamiento está previsto para 2022, los informes especiales (special reports) y la planificación estratégica.

 

Los miembros del IPCC han acordado realizar tres informes especiales: uno versará sobre los impactos de un calentamiento global de 1,5 ºC sobre los niveles preindustriales y las vías de emisiones globales de gases de efecto invernadero relacionadas.

Los miembros del IPCC han acordado realizar tres informes especiales: uno versará sobre los impactos de un calentamiento global de 1,5 ºC sobre los niveles preindustriales y las vías de emisiones globales de gases de efecto invernadero relacionadas. El segundo estudio tendrá por protagonista al cambio climático, la desertificación, la degradación de la tierra, la gestión sostenible de la tierra, la seguridad alimentaria y los flujos de GEI en los ecosistemas terrestres. Y el tercer informe será sobre el cambio climático en los océanos y la criosfera.

Por otra parte, la reunión keniata también ha resultado en el acuerdo de los integrantes del IPCC para realizar un informe especial sobre cómo deben prepararse las ciudades como parte del próximo ciclo de evaluación.

Los asistentes al encuentro de Nairobi consensuaron que no existe ningún tipo de duda acerca de la necesidad de apoyar la implementación del Acuerdo de París, así como de la importancia de mejorar el Quinto Informe de Evaluación y los productos del IPCC. Adicionalmente, en la cita quedó claro que llevar a cabo todo lo que se pueda y a su debido tiempo, siguiendo los procedimientos y procesos del panel y sin comprometer su credibilidad, será todo un reto.

Organización estratégica

El impacto del Acuerdo de París también se hizo sentir en la 43.ª sesión del IPCC en el reconocimiento de la necesidad de finalizar el AR6 con tiempo suficiente a la luz de la fecha tope establecida para el balance global (global stocktake), en virtud del artículo 14 del Acuerdo de París, y para alinear los ciclos de evaluación del IPCC con el ciclo del balance mundial que recoge el texto del pacto y que tendrá lugar cada cinco años a partir de 2023.

Esta alineación implica recortar los ciclos de evaluación de cada siete años a cada lustro a partir del AR7 y los informes posteriores. Además, también supone cambios en el modus operandi, como en el caso de las elecciones y alcance que tenga lugar antes de que finalice el ciclo de evaluación anterior. Por ello, aunque la cantidad de información será mucho mayor, los informes del IPCC tendrán que ser más rápido y, según se espera, más cortos.

Dada la complicada estructura del IPCC y la realidad de la disminución de los recursos financieros, la adaptación a los cambios que hay por delante requerirá un pensamiento creativo para explorar diferentes opciones. Al mismo tiempo, esto podría ayudar a que el IPCC se convierta en la entidad más flexible y sensible que algunos han venido demandando durante los últimos años.

Mejorar el AR6

La importancia de mejorar las evaluaciones regionales ha sido destacada desde hace muchos años. Pero este tema ha ganado urgencia coincidiendo con que la implementación las de soluciones al cambio climático se haya trasladado a los gobiernos locales, donde tendrá lugar la mitigación y la adaptación más importantes. Las evaluaciones regionales son también particularmente relevantes para el grupo, ya que se requiere una mayor participación de científicos de los países en desarrollo, cuyas naciones no están bien representadas, tanto en términos de la literatura como en cuanto a autores. Esta ha sido durante mucho tiempo una de las aspiraciones fundamentales del IPCC.

Las evaluaciones regionales requerirán conclusiones integradas a través de la labor de los tres grupos de trabajo. Asimismo, la integración siempre ha sido uno de los principales retos del Panel, así como uno de sus principales activos. El trabajo interdisciplinario requerido para preparar los informes especiales, en particular, el relativo a los 1,5 ° C al que deben contribuir los tres grupos de trabajo, deberá facilitar la colaboración durante todo el camino que habrá que recorrer hasta el informe de síntesis.

 

Fuente: IISD.

 

Deja un comentario