El Gobierno de EE. UU. adopta el Clean Power Plan para reducir un 30 % las emisiones de las centrales eléctricas

La Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) anunció ayer la adopción de un plan para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de la actividad de las centrales de generación eléctrica existentes un 30 % respecto a los niveles de 2005.

La Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) anunció ayer la adopción de un plan para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de la actividad de las centrales de generación eléctrica existentes un 30 % respecto a los niveles de 2005. Esta decisión es un cambio sustancial en la política de la nación norteamericana, cuyas medidas en este sentido únicamente afectaban hasta ahora a las instalaciones de nueva creación. Sin embargo, con el anuncio del Power Clean Plan realizado ayer, Barack Obama, presidente de EE. UU., pone en marcha el programa de lucha contra el cambio climático más ambicioso de los aprobados hasta ahora por su nación.

Según las palabras del propio presidente estadounidense, el plan de modernización de las centrales de producción de energía forma parte de un objetivo más global dirigido a recortar las emisiones de GEI, preparar al país para afrontar los impactos del cambio climático y liderar los esfuerzos en el panorama internacional para abordar este fenómeno.

El plan de generación limpia de energía diseñado «mantendrá un sistema de energía asequible y fiable al tiempo que se recorta la contaminación y protege nuestra salud y el medio ambiente», detalla la información disponible en la página de la EPA.

Desde la Casa Blanca se darán distintas alternativas a las instalaciones de producción eléctrica para que adecúen su infraestructura y puedan cumplir con la nueva normativa, que afecta a algo más de 1600 centrales. Así, los responsables de las compañías eléctricas podrán optar por adoptar fuentes de energía renovables o participar en el programa de intercambio conocido como cap-and-trade. Este sistema está basado en dos conceptos principales: el Gobierno establece un “cap” (tope o límite máximo) de emisiones para las distintas empresas y estas están respaldados por títulos de derecho de emisión hasta el límite permitido. En principio, se busca limitar los niveles de emisión de CO2 y generar penalizaciones a aquellas compañías o industrias que los incumplan.

Y, por otro lado, se ofrece la posibilidad de intercambiar (“trade”) los derechos de emisión mediante incentivos a las empresas, que pueden reducir sus emisiones a un coste menor al invertir en tecnologías necesarias para lograr el recorte de sus GEI y vender los derechos de emisión correspondientes a otra compañía cuyo coste de reducción sea mayor.

A través de una infografía, los responsables de la Agencia de Protección del Medio Ambiente resumen en varias pinceladas lo que se aspira a lograr con la entrada en vigor del Clean Power Plan:

–        Para 2030, gracias a los estándares que se establecen, las emisiones del sector generador de energía estadounidense reducirá un 30 % sus emisiones.

–        Habrá un 25 % de humo y hollín en la atmósfera.

–        Cuando se logre la reducción propuesta, los residentes estadounidenses respirarán mejor (habrá previsiblemente 3700 casos menos y 150 000 casos menos de asma entre la población infantil, por lo que se estima que los niños perderán 180 000 días menos de colegio). Además, se darán entre 2700 y 6600 casos menos de muertes prematuras y los ataques al corazón disminuirán en unos 3300 casos. Del mismo modo, se evitarán aproximadamente 1800 visitas hospitalarias con motivo de problemas cardíacos y respiratorios y habrá 310 000 días menos de ausencias laborales.

Las reacciones a la medida adoptada por el Gobierno de Estados Unidos en materia de cambio climático no se hizo esperar y multitud de personalidades, entidades, coaliciones, gobiernos y compañías han aplaudido esta decisión en las últimas horas.

Fuente: EPA, White House

 

Un comentario en “El Gobierno de EE. UU. adopta el Clean Power Plan para reducir un 30 % las emisiones de las centrales eléctricas

  1. ¿ Vender los derechos de emisión? eso es de cínicos, quiere decir que yo sigo contaminando a todo trapo pero tengo la conciencia tranquila porque pago por contaminar.
    Mientras permita el Estado semejantes actos, se burlan de los que hacen todo lo posible por reducir la contaminación.
    Mejor sería que invirtieran en árboles sintéticos que absorben 1000 veces más CO2 que los reales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.