El déficit de polinizadores: ¿riesgo no identificado en las cadena de suministro?

Las empresas se enfrentan a una escasez potencial de materias primas, una disminución en la calidad de los cultivos y desafíos en torno a la seguridad del suministro debido a un déficit emergente de polinización, según un informe del Instituto de Liderazgo Sostenible de la Universidad de Cambridge (CISL), el Centro de Monitoreo de la Conservación de la Naturaleza del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP-WCMC), Fauna & Flora International (FFI) y la Universidad de East Anglia (UEA).

 

Cinco pasos para una gestión sostenible de los polinizadores dentro de las cadenas de suministroComo sociedad, dependemos cada vez más de los polinizadores. La proporción de la producción agrícola mundial que depende de los polinizadores se ha multiplicado por cuatro desde 1961. Gran parte de esta dependencia está relacionada con los polinizadores silvestres.

Allí donde hay datos, estos muestran que una clara evidencia del declive de los polinizadores. Más de un 16 % de los polinizadores vertebrados están bajo amenaza de extinción, un 9 % de las especies de abejas y mariposas silvestres se enfrentan a su extinción local y la Lista Roja de Especies en Peligro recoge que hasta un 50 % de las especies de abejas evaluadas están amenazadas a escala nacional. Esto podría suponer un riesgo no identificado —un déficit de polinización— en las cadenas de suministro agrícola.

The pollination deficit: Towards supply chain resilience in the face of pollinator decline (El déficit de la polinización: hacia la resiliencia de la cadena de suministro ante la disminución de polinizadores) es un informe que presenta los resultados de un proyecto de un año de duración destinado a mejorar la comprensión del riesgo de polinización dentro de las cadenas de suministro del sector privado.

En una encuesta de empresas de primer orden como Asda, The Body Shop, Mars y Pepsico, muchos de sus representantes reconocieron que no pudieron han podido adoptar medidas debido a la incertidumbre sobre qué cultivos y regiones de abastecimiento son vulnerables a la disminución de polinizadores. Además, los resultados revelan que los responsables empresariales vinculan los problemas relacionados con la polinización con los riesgos operacionales, regulatorios y de comercialización.

El informe establece una hoja de ruta estructurada en cinco pasos para permitir una gestión sostenible de los polinizadores dentro de las cadenas de suministro. También establece una serie de recomendaciones para mejorar la resiliencia de la cadena de suministro, entre las que se incluyen:

— Mejores casos de estudio.

— Una mejor comprensión de la vulnerabilidad de los cultivos a la disminución de polinizadores y sus implicaciones económicas.

— Información fácilmente accesible a escala nacional sobre la vulnerabilidad de los cultivos a la disminución de polinizadores.

— Una mejor integración de las prácticas respetuosas con los polinizadores en los estándares de certificación.

— Una coalición del sector privado sobre la polinización podría impulsar la acción en todas estas áreas.

El documento realiza un llamamiento a las empresas líderes y a las entidades responsables de establecer normas para crear una Alianza por los Polinizadores que colabore en aumentar la resiliencia de la cadena de suministro.

 

Como sociedad, dependemos cada vez más de los polinizadores. La proporción de la producción agrícola mundial que depende de los polinizadores se ha multiplicado por cuatro desde 1961

Fuente: CISL.

Deja un comentario