El Comité de Agricultura del PE vota a favor de eliminar los límites de emisiones de metano y amoníaco derivados de la agricultura

El Comité de Agricultura del Parlamento Europeo acaba de votar a favor de la eliminación de los límites a las emisiones de metano y amoníaco del sector agrícola, decisión que forma parte de la importante revisión que se está llevando a cabo sobre la legislación de la UE en materia de contaminación del aire.

A este respecto, cabe recordar que la Directiva sobre los Límites de Emisiones Nacionales (National Emission Ceilings –NEC– Directive) establece límites a la cantidad de contaminación que cada país de la UE puede emitir sobre una base anual. La contaminación del aire causa más de 400 000 muertes prematuras y entre 300 000 millones y 900 000 millones cada año.

El sector agrícola es la principal fuente de emisiones de amoníaco y metano en la UE a través de la digestión del ganado, el estiércol y la difusión y almacenamiento de purines, así como de fertilizantes sintéticos. El metano y el amoníaco se transforman de forma natural en el aire para convertirse en ozono y material particulado, contaminantes que son especialmente perjudiciales para la salud humana.

 

Al hilo de esto último, los responsables de la Oficina Europea del Medio Ambiente (EEB, por sus siglas en inglés, que corresponden a European Environment Bureau), han elaborado una infografía en la que muestran de qué manera afectan las emisiones derivadas de la agricultura a nuestra salud.

 

El sector agrícola es la principal fuente de emisiones de amoníaco y metano en la UE a través de la digestión del ganado, el estiércol y la difusión y almacenamiento de purines, así como de fertilizantes sintéticos.

 

En ella, se especifica que las emisiones de metano (CH4) y metano (NH3) afectan al desarrollo cerebral; causan problemas respiratorios, incluidos el asma y enfermedades pulmonares crónicas; provocan enfermedades cardiovasculares, además de afectar al sistema nervioso y al reproductivo y de ser una de las causas de la diabetes.

Según destaca el comunicado difundido desde la EEA, «a diferencia de las emisiones de otros sectores como el transporte o la industria, que han sido reguladas en las últimas décadas, la contaminación de la agricultura es poco probable que disminuya a menos que la UE tome medidas para reducirlas. Pero esta votación, que es solo una opinión en el proceso legislativo, muestra lo difícil que será».

Según declaraciones de Louise Duprez, responsable principal de Políticas de la Contaminación Atmosférica y el Ruido de la Oficina Europea de Medio Ambiente, «el voto de hoy daría a los agricultores un ticket gratuito para que puedan contaminar en los años venideros. En esencia, los miembros del Parlamento que han votado a favor de la eliminación de los límites a las emisiones de amoníaco y metano han pasado por alto el enorme impacto de la contaminación del aire en nuestra salud y en nuestra economía. Si todos los sectores económicos reciben exenciones como esta, Europa fracasará en su lucha contra la contaminación del aire»

Faustine Defossez, responsable de Políticas para la Agricultura y la Bioenergía en la EEA, aseguró que «este voto puede ser percibido como que se está haciendo un gran favor a los agricultores. En realidad, es todo lo contrario. Existen soluciones para reducir las emisiones procedentes de la agricultura, pero esto no se va a dar si la posición de esta Comisión es apoyada por el resto del Parlamento Europeo. Y los agricultores seguirán siendo parte del problema en lugar de convertirse en parte de la solución».

El próximo julio se llevará este asunto ante el Comité de Medio Ambiente del Parlamento Europeo, así que estaremos atentos para conocer qué deciden entonces los europarlamentarios acerca de este tema que afecta tan directamente a los compromisos adoptados por la UE sobre la reducción de las emisiones.

 

Fuente: Oficina Europea del Medio Ambiente.

Deja un comentario