El CESE apoya el Desarrollo Local Participativo (DLP) como instrumento de la política de cohesión 2014-2020 para el desarrollo rural

En su sesión plenaria 553 mantenida el pasado diciembre, los responsables del Comité Económico y Social Europeo (CESE) defendieron su apoyo al Desarrollo Local Participativo (DLP o Led Local Development, CLLD) como instrumento de la política de cohesión 2014-2020 para el desarrollo rural, urbano y periurbano.

El informe del CESE reseña que en los últimos 20 años, «el enfoque del Programa Leader ha demostrado su viabilidad, y ha ayudado a los agentes rurales a evaluar el potencial a largo plazo de su región, además de haber demostrado ser un instrumento efectivo y eficiente en la ejecución de las políticas de desarrollo». De hecho, el dictamen expuesto por los representantes comunitarios reconoce que el DLP (también conocido como Community Led Local Development, CLLD) es una herramienta de uso a escala subregional que complementa otras formas de apoyo al desarrollo a escala local que constituye una combinación de la democracia representativa y participativa. Así, se trata de «un instrumento que los representantes de las administraciones públicas pueden utilizar para colaborar con la sociedad civil organizada y el público en general», reconoce el dictamen realizado por el CESE.

Tal y como concluyen los expertos del organismo, el DLP ofrece crecimiento a largo plazo a través del uso eficaz de los Fondos Estructurales y de Inversiones Europeos (FEIE), con vistas a nuevos empleos y empresas y con el acento en las actividades dirigidas por la comunidad hacia la lucha contra el cambio climático y el fomento de la sostenibilidad, en línea con la Estrategia Europa 2020.

El CESE está a favor de que todos los Estados miembros de la UE empleen este instrumento a lo largo del tiempo, mientras aplican el principio de cooperación y puesta en común de las mejores prácticas. El DLP busca ayudar al público a desarrollar sus municipios de una manera significativa y sostenible. A través de los DLP, los ciudadanos puede participar directamente en la mejora de la calidad de vida en sus comunidades. En este sentido, «se trata de una herramienta que permite un crecimiento inclusivo real con resultados visibles a escala local», subraya el dictamen.

Los miembros del Comité Económico y Social «consideran que es absolutamente esencial atenerse a los principios básicos del método DLP» y sugieren que como condición previa a la obtención de ayudas, las asociaciones que involucren a la comunidad local deben tener un equilibrio adecuado.

El informe del CESE reseña que en los últimos 20 años, «el enfoque del Programa Leader ha demostrado su viabilidad, y ha ayudado a los agentes rurales a evaluar el potencial a largo plazo de su región, además de haber demostrado ser un instrumento efectivo y eficiente en la ejecución de las políticas de desarrollo».

«La Comisión Europea también ha promovido este enfoque de colaboración para financiar ideas de proyectos en el marco de las iniciativas de la UE URBAN, URBACT, EQUAL o, incluso, la Agenda Local 21 de las ciudades en transición y los pactos territoriales para el empleo. Así se explica la aparición del Desarrollo Local Participativo (DLP)», continúa el texto del informe.

El CESE considera oportuno permitir a los agentes locales, es decir, a los ciudadanos, los interlocutores económicos y sociales, las organizaciones no gubernamentales (ONG) sin ánimo de lucro y los entes locales, que contribuyan, por ejemplo, a la estrategia de desarrollo local en el lugar donde viven recurriendo al método de desarrollo local participativo.

Los interlocutores económicos y sociales y la sociedad civil organizada deben participar más en el DLP, y es una condición necesaria para ello que refuercen sus capacidades para desempeñar este papel. La participación directa de todos los socios en la asociación con la administración pública constituye la base de una verdadera representación de los intereses y las necesidades de los ciudadanos.

El CESE considera que el desarrollo local participativo constituye una innovación en materia de política regional y que no se conoce suficientemente como tal, tanto en el ámbito local como en el de algunos Estados miembros o en las plataformas que agrupan a los agentes que podrían recurrir a este planteamiento. Con el fin de ayudar a aplicar este nuevo instrumento de desarrollo local participativo en el marco de las políticas de la UE, es preciso analizar en detalle, desde una perspectiva de evaluación, la manera en que ha procedido el Estado miembro de que se trata, adjuntando al mismo tiempo recomendaciones para actuar con eficacia. De este modo, dispondremos también de un estudio que describa no solo ejemplos de buenas prácticas, sino también las carencias que convendría evitar en el futuro. El CESE desea participar en la elaboración de este estudio, junto con los servicios competentes de la Comisión Europea, del Parlamento Europeo, del Consejo y del Comité de las Regiones. Podría ser la base para la creación de un intergrupo sobre el desarrollo local participativo, que serviría de plataforma interinstitucional.

En materia de desarrollo local participativo, el CESE apoya:

  1. a) la financiación multifondo;
  2. b) la unificación de prácticas y enfoques;
  3. c) la creación de redes y la cooperación;
  4. d) la generalización de este enfoque;
  5. e) la simplificación del proceso;
  6. f) el refuerzo de las capacidades de los interlocutores sociales y económicos, así como de los agentes de la sociedad civil.

Fuente: Comité Económico y Social Europeo, REDR.

Un comentario en “El CESE apoya el Desarrollo Local Participativo (DLP) como instrumento de la política de cohesión 2014-2020 para el desarrollo rural

Deja un comentario