El cálculo de la huella hídrica ya cuenta con su propia norma: ISO 14046:2014

Los expertos de la Organización Internacional de Normalización, más conocida por sus siglas en inglés ISO (International Standarization Organization) han aprobado, tras cuatro años de trabajo, la nueva norma que regula la huella hídrica en productos y organizaciones: ISO 14046.

La nueva norma ISO 14046 ha sido desarrollada gracias a la colaboración de más de 40 expertos de 20 países .

La huella hídrica es un indicador del uso del agua que tiene en cuenta tanto el uso directo como el indirecto que tanto los consumidores como los productores hacen de este bien. En este sentido, la huella hídrica de un individuo, una comunidad o una organización se define como el volumen total de agua necesaria para producir los bienes y servicios consumidos por e indivuo, la comunidad o la organización.

Otra definición que recoge la ISO dice que la huella hídrica consiste en una métrica que cuantifica los impactos ambientales potenciales relacionados con el agua.

El interés por conocer la huella hídrica surge a partir de la generalización y aceptación de la huella de carbono para informar acerca de las emisiones de gases de efecto invernadero que genera un producto, un proceso o una organización, y del concepto de huella ecológica como principal medida para determinar la demanda que hace el hombre sobre los recursos existentes en los ecosistemas del planeta en relación con la capacidad ecológica que tiene la Tierra para regenerar los recursos.

Aceptadas las huellas de carbono y ecológica, se da un paso más allá y se intenta extrapolar ese mismo concepto al caso del agua.

Actualmente, numerosas empresas y organizaciones han comenzado a integrar la huella hídrica no solo en sus procesos de análisis y evaluación inicial de sus productos, sino también como parte importante de la gestión integrada de los mismos. Coca-Cola, Heineken, Levis, L´Oreal, Puma, The Nature Conservancy y Unilever son algunas de las firmas que ya han incorporado la huella hídrica de sus productos y procesos a su gestión empresarial, lo que les ha conducido a ahorros importantes en sus respectivos consumos y a involucrar a sus respectivas cadenas de suministro en el interés por conocer el impacto que sus actividades tienen en el medio hídrico y por minimizarlo.

La nueva norma ISO 14046 ha sido desarrollada gracias a la colaboración de más de 40 expertos de 20 países y establece los principios, requisitos y directrices para una correcta evaluación de la huella de agua de productos, procesos y organizaciones, a partir del análisis de su ciclo de vida.

Otra de sus ventajas es que ayudará a evaluar la magnitud de los posibles impactos ambientales relacionados con el agua a través de distintos indicadores, y a identificar las oportunidades de reducir los posibles impactos relacionados con el agua asociados a productos en distintas etapas del ciclo de vida, así como a procesos y organizaciones.

Fuente: Aenor.

2 comentarios en “El cálculo de la huella hídrica ya cuenta con su propia norma: ISO 14046:2014

  1. La huella hidrica es tarea de todos nosotros, sin embargo el desarrollo de nuestras poblaciones rurales en nuestros países y que se asientan territorialmente en las cuencas debemos impulsar acciones para que sus actividades económicas la desarrollen bajo sistemas de sostenibilidad, impulsando de esta manera el equilibrio ecológico y la armonía con nuestra naturaleza. Estas acciones es tarea y responsabilidad de todos los actores y quienes dirigen los destinos de un país, una región o una cuenca.

Deja un comentario