Oportunidades para reforzar la coherencia entre el Acuerdo de París y el Acuerdo Internacional de los Bosques después de 2015

La Secretaría del Foro de las Naciones Unidas sobre los Bosques (FNUB o UN Forum on Forests, UNFF) ha publicado un breve informe sobre políticas con el que explora oportunidades para una mejor coherencia con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) como consecuencia del Acuerdo de París y del Acuerdo Internacional sobre Bosques (AIB o International Arrangement on Forest, IAF) después de 2015.

 

El documento se centra en las medidas de mitigación y adaptación al cambio climático basadas en los bosques, en la financiación forestal y en la realización de un balance global (Global Stocktage) en el marco del Acuerdo de París.

En concreto, el documento se centra en las medidas de mitigación y adaptación al cambio climático basadas en los bosques, en la financiación forestal y en la realización de un balance global (global stocktake) en el marco del Acuerdo de París. Este balance o global stocktake hace referencia a la revisión quinquenal propuesta en el pacto universal adoptado en la COP21 sobre el impacto de las acciones de cambio climático de los países. Esto es, cada nación debe presentar un plan de acción climática cada lustro para medir la evolución registrada en la consecución de los compromisos adquiridos.

Así, bajo el Acuerdo de París, el primer global stocktake se realizará en 2023. Este balance evaluará si el resultado neto de las acciones climáticas que se están adoptando es coherente con el objetivo de mantener el aumento de la temperatura media global del planeta respecto a la era preindustrial dentro del límite de los 2 ºC. Así, se aspira a que el stocktake ayude al mundo a determinar si son necesarios o no más esfuerzos para lograrlo.

El informe, titulado Paris Agreement and the IAF Beyond 2015; Opportunities for Greater Coherence (El Acuerdo de París y el IAF después de 2015: Oportunidades para reforzar la coherencia) pone de relieve las disposiciones del Acuerdo de París que sientan las bases para una mejor coherencia entre el Acuerdo Internacional de los Bosques después de 2015 y el Acuerdo de París, y a su vez, para una mayor colaboración entre el FNUB y la CMNUCC.

Los expertos concluyen que estas disposiciones son elementos importantes susceptibles de ser tenidos en cuenta en el desarrollo del plan estratégico del IAF y la puesta en marcha del Acuerdo de París, adoptado en la 21.ª reunión de la Conferencia de las Partes (COP21) de la CMNUCC el pasado 12 de diciembre de 2015.

Asimismo, ofrece un breve análisis de las posibles acciones que podrían avanzar en la gestión sostenible de los bosques al tiempo que se combate el cambio climático.

Fuente: IISD.

Deja un comentario