Defensas naturales en acción: El uso de la naturaleza para proteger nuestras comunidades

La National Wildlife Federation (NWF) ha publicado en colaboración con Alliance World Insurante (AWI) y la Association of State Floodplain Managers (ASFM) un informe que destaca el importante papel que juega la naturaleza a la hora de proteger nuestras comunidades de amenazas naturales como los huracanes, las inundaciones o los incendios.

Titulado Natural Defenses in Action: Harnessing Nature to Protect our Communities (Defensas naturales en acción: El uso de la naturaleza para proteger nuestras comunidades), el documento muestra varios estudios de caso que sirven de ejemplo sobre cómo el enfoque basado en la naturaleza contribuye a reducir los riesgos crecientes provocados por las condicions meteorológicas y climáticas extremas.

La publicación pone de relieve el relevante rol que los enfoques basados en la naturaleza pueden desempeñar en la reducción de la riesgos relacionados con los fenómenos climáticos y naturales extremos para nuestras comunidades. El aprovechamiento de la naturaleza para proteger a las personas y a las propiedades es un planteamiento que está teniendo buena acogida en Estados Unidos y que pueden servir de ejemplo para otros países.

En concreto, en las páginas del estudio se describen una docena de estudios de casos que muestran los mejores ejemplos sobre cómo se están utilizando las defensas naturales para evitar o reducir los riesgos de inundaciones, tormentas costeras, erosiones y otras muchas amenazas. Estos ejemplos de lo que los autores del documento denominan «aliados resilientes”» demuestran que los enfoques ecológicos para disminuir riesgos pueden ser buenos tanto para las personas como para la naturaleza.

Según subrayan los autores, «la mejor protección contra los riesgos naturales es evitar por completo el desarrollo en lugares de riesgo, tales como en planicies aluviales activas o en las barreras costeras geológicamente dinámicas de las islas». «La conservación de los espacios abiertos y los ecosistemas naturales intactos es particularmente importante para mantener y mejorar las defensas naturales del país», inciden los expertos.

Ante la exposición a los riesgos derivados del mal tiempo (marejadas, inundaciones y otros peligros) de los desarrollos preexistentes, está surgiendo una variedad de enfoques para disminuir dichos riesgos que hacen uso de las características naturales o que las emulan mediante características de ingeniería desarrolladas por el hombre. «Claramente, hay muchos lugares donde las estructuras duras de ingeniería seguirán siendo necesarias para proteger a las personas y los bienes, pero incluso allí, la mezcla entre los enfoques verde y gris puede ser pueden utilizada para crear varias líneas de defensa», apuntan los responsables del documento.

«La implementación de defensas naturales es buena no solo para el medioambiente, sino también para la economía. Los enfoques naturales y basados en la naturaleza pueden resultar tan o más rentables que las estructuras construidas por el hombre. Además, al evitar o reducir los riesgos de la comunidad pueden contribuir a disminuir las cargas de los contribuyentes como consecuencia de la respuesta y recuperación ante desastres y resultar en costes menores para los propietarios en materia de seguros».

Para leer el informe completo cuando tengas un rato, pincha en la imagen y podrás descargártelo en formato PDF de nuestra Biblioteca.

 

Titulado Natural Defenses in Action: Harnessing Nature to Protect our Communities (Defensas naturales en acción: El uso de la naturaleza para proteger nuestras comunidades), el documento muestra varios estudios de caso que sirven de ejemplo sobre cómo el enfoque basado en la naturaleza contribuye a reducir los riesgos crecientes provocados por las condicions meteorológicas y climáticas extremas.

 

Fuente: NWF.

Deja un comentario