¿Cuánto capital natural hay dentro de una botella de whisky?

La industria del whisky exporta 40 botellas por segundo, da empleo a 10 000 personas y, según datos de la Scotch Whisky Association, supone un negocio al año de 5000 millones de libras (unos 6700 millones de euros). ¿Qué implica la receta de la bebida más emblemática de Escocia en términos de natural capital?

Los promotores del Scottish Forum on Natural Capital, Natural Capital Scotland, han realizado una infografía en la que recogen la relación de dependencia de la industria escocesa del whisky y el capital natural. En ella, se explica que para la elaboración del whisky son necesarios los siguientes ingredientes: agua, cebada, robles y paisajes espectaculares.

Preparación previa

Antes del proceso de producción de la bebida escocesa por excelencia, es necesario que se haya dado la formación de turberas. Estas son consecuencia del reposo durante 10 000 años del musgo y otro tipo de plantas en condiciones de humedad. Las turberas saludables añaden sabor, filtran el agua y proporcionan protección contra las inundaciones, al tiempo que son un excelente sumidero de carbono.

Metodología

1.º Filtrar el agua: dejar que las nubes de lluvia descarguen sobre los campos y laderas y permitir que el agua se filtre a través de la turba y otros suelos. Si la lluvia es demasiado ácida, hay que intentar reducir la emisión de dióxido de carbono, azufre y nitrógeno a la atmósfera.

2.º Crecimiento de la cebada: esparcir la cebada sobre suelo bien gestionado y fértil en un clima estable. Si la mezcla es demasiado húmeda y el coste es un problema, existen soluciones naturales de bajo coste como la plantación de árboles para frenar el flujo de agua. Para lograr dar vida a todo esto, hay que sustituir los pesticidas por pequeñas aves e insectos.

3.º Reutilizar el roble: para añadir sabores interesantes, utilizar las barricas de roble originales ya utilizadas en otros procesos. A lo largo de los 150 años que un roble necesita para madurar, se convierte en un hogar muy importante para la vida silvestre. Apueste por reutilizar los barriles, dado 150 años es mucho tiempo de espera.

4.º Preservar los paisajes: la espectacularidad de los paisajes naturales y la condición única de especies que evocan la profunda conexión con la naturaleza y promueven una identidad claramente escocesa. Los paisajes naturales también contribuyen al aporte de recreación e inspiración tanto para el personal como para los clientes.

No solo la industria del whisky depende del capital natural. Todos lo dependemos de él.

 

Para la elaboración del whisky son necesarios los siguientes ingredientes: agua, cebada, robles y paisajes espectaculares.

 

Fuente: Natural Capital Scotland.

Deja un comentario