COP24 de Katowice: Reglas claras frente al cambio climático

En el siguiente artículo, Ana Herrero, directora de Proyectos y Servicios de Forética, pone en contexto la situación en la que España y el resto del mundo se encuentran ante la inminente 24.ª Conferencia de las Partes del Convenio Marco sobre Cambio Climático. Con su mirada experta, nos aporta las claves para el análisis y seguimiento de este encuentro tan crítico para el devenir de la política y acción climática a escala global.

COP24 de Katowice: Reglas claras frente al cambio climático

La cuenta atrás llega a su fin: el 2 de diciembre arranca en Katowice (Polonia) la COP24. Representantes de 200 países se darán cita en esta cumbre, que continuará hasta el 14 de diciembre, para dar un nuevo y definitivo impulso a la necesaria acción climática mundial.

 

COP24 de Katowice: Reglas claras frente al cambio climático

Y llegamos a esta COP con un contexto muy favorable, tanto a nivel europeo como español. Esta semana la Comisión Europea ha publicado su visión estratégica a largo plazo A Clean Planet for all” para una economía próspera, moderna, competitiva y climáticamente neutra de aquí a 2050. Mientras, en España el cambio climático también es protagonista, tras la reciente publicación de las líneas maestras y objetivos clave de la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

En los últimos años hemos asistido a importantes avances en la dirección correcta. En 2015 se logró el Acuerdo de París que establecía el objetivo final de no superar el aumento de 2 °C a final de siglo e implicaba a los distintos agentes (países, empresas y ciudadanos) en su consecución. En 2016, tuvo lugar la llamada a la Acción tras haber entrado en vigor el acuerdo en tiempo record y, para ello, la implicación del sector empresarial se presentó como fundamental. En 2017, los trabajos en Bonn se centraron en lo técnico, para pasar de la ambición a la implementación se requieren una estructura de trabajo, la definición de unas reglas de funcionamiento y un sistema de control y seguimiento del grado de avance y cumplimiento respecto a los objetivos y compromisos establecidos.

Y, llegados a este punto, ¿cuáles son las expectativas para este 2018?

Una cosa está clara y es que, el objetivo central es adoptar las directrices de implementación del Acuerdo de París sobre el cambio climático. Unas reglas claras y una forma creíble de hacerlas cumplir son los ingredientes necesarios para el éxito del Acuerdo de París.

Bloomberg plantea un interesante análisis sobre este y otros temas clave:

  • Katowice Rulebook

Puntos clave de la discusión: cómo medir la reducción de emisiones, cómo garantizar que sea transparente y comparable a través de las fronteras y cómo verificarlo a través de algún tipo de organización de vigilancia internacional.

  • Finanzas climáticas
    — Los países en desarrollo reclaman la obtención de ayuda financiera de las naciones industrializadas, argumentando su menor contribución al calentamiento global y la contaminación y advirtiendo que no deberían tener el mismo peso de responsabilidad.
    — Los países desarrollados se comprometieron en 2009 a canalizar 100 mil millones de dólares por año para proyectos relacionados con el clima a los países más pobres para el año 2020. En 2016, esos pagos ascendieron a 70 mil millones de dólares, según un informe de Naciones Unidas.
    — China e India son las voces más fuertes que abogan por cerrar esta brecha y por aumentar las transferencias de tecnología.
    — Otros temas pendientes de discutir: cómo medir los flujos de financiación climática y cómo administrar mejor estas contribuciones, ya sea que deban pasar por el Fondo Verde para el Clima, los bancos de desarrollo o ser manejados de manera bilateral.
  • La Delegación de los Estados Unidos.
    — La delegación de los Estados Unidos será examinada de cerca para detectar señales sobre lo que la administración actual planea hacer respecto del Acuerdo de París ya que existen posibilidades de que reevalúe su posición en caso de que las condiciones de aplicación resulten más favorables a la economía de los Estados Unidos.— Paralelamente, cabe destacar que Estados Unidos está impulsando eventos para promover el carbón. El año pasado, anunció una iniciativa conocida como Clean Coal Alliance, que busca fomentar la colaboración y la investigación entre países para promover tecnologías de combustión de carbón de mayor eficiencia.
  • Mercados de carbono
    — Las Naciones Unidas se encuentran actualmente en las primeras etapas de la creación de un mercado internacional para el comercio de créditos de carbono, conocido como el Mecanismo de Desarrollo Sostenible.

    — Las discusiones se centrarán en cómo adaptar los mercados de carbono existentes a la etapa posterior a 2020, cómo hacer que los créditos nacionales de carbono y los objetivos de reducción sean comparables en todos los mercados e ideas sobre cómo aumentar la

  • Adaptación
    — Los países más vulnerables -que ya sienten los efectos del cambio climático, como las pequeñas islas del Pacífico- serán las voces más fuertes en las discusiones sobre la adaptación a un mundo más cálido.

    — Se abordarán cuestiones como quién debería pagar por la infraestructura defensiva, como los muelles de mar, y qué hacer con la primera ola de refugiados climáticos, a medida que los crecientes niveles de agua se tragan las tierras habitadas.

    — También es probable que se mencione cómo protegerse contra la intensificación de los patrones climáticos, como sequías peligrosas, inundaciones y tormentas, especialmente en países como India, Filipinas y Sudáfrica, que han tenido que lidiar con catástrofes recientes.

Valvanera Ulargui -directora de la Oficina Española de Cambio Climático (OECC)- ha compartido en el marco del 14.º Congreso Nacional del Medio Ambiente (CONAMA 2018), sus perspectivas para la COP 24 y prevé que será una cumbre «llena de complejidades técnicas y requerirá una gran voluntad política” para lograr cumplir los objetivos previstos». Retos importantes por delante pero también buenas noticias, ya que considera que la Unión Europea llega, como veíamos, con «muchos deberes hechos».

Desde la perspectiva empresarial, seguimos avanzando firmemente en la misma dirección y prueba de ello es el trabajo que se está haciendo desde el Clúster de Cambio Climático (formado por 62 grandes empresas) que ha presentado en CONAMA el informe: Los riesgos, las oportunidades y los impactos financieros del cambio climático. Guía para practitioners sobre las recomendaciones del TCFD que pone de manifiesto que no es posible entender de manera separada la estrategia, la competitividad y la sostenibilidad.

 

Guarda el enlace permanente.
Ana Herrero Hernández

Acerca de Ana Herrero Hernández

Ana es licenciada en Ciencias Ambientales por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y ha cursado sendos másteres en MBA y Gestión y Control Ambiental de la Empresa en el Instituto de Empresa y la Universidad Politécnica de Madrid, respectivamente. Desde enero de 2012 está al frente de la Dirección de Proyectos y Servicios de Forética, cargo desde el que ejecuta y supervisa proyectos, diagnósticos en materia de RSE, memorias de sostenibilidad y planes estratégicos. Además, coordina el desarrollo del área Ambiental de Forética, función que le permite colaborar en el diseño de productos y actividades, así como participar en las iniciativas ambientales de la asociación.

Deja un comentario