Consulta pública de la UE sobre cómo frenar el declive de las abejas y otros polinizadores

La Comisión Europea ha iniciado una consulta pública sobre medidas para frenar la desaparición de las abejas y otros polinizadores como las mariposas, los escarabajos y las moscas. La actividad de estos insectos resulta esencial en la polinización de los cultivos y plantas silvestres, con el fin de que puedan dar frutos y semillas. Se estima los polinizadores son responsables de unos 15 000 millones de euros anuales de producción agrícola en el marco de la Unión Europea.

Imagen: Ssgrecco (Pixabay).

Para hacer frente a la desaparición de los polinizadores, desde la Comisión se desarrollará la iniciativa europea sobre polinizadores y se ha puesto en marcha dirigida a científicos, agricultores, empresas, organizaciones medioambientales, autoridades públicas y ciudadanos en general. La consulta tiene como objetivo recabar opiniones sobre el declive de los polinizadores, a fin de informar el desarrollo de una iniciativa de la UE que busca abordar adecuadamente este problema mediante el aumento de la eficacia de las políticas comunitarias en este ámbito y concediendo mayor protagonismo a esta cuestión. Al abordarse la disminución del número de polinizadores, se impulsarán los esfuerzos que realiza la UE para frenar la pérdida de biodiversidad y aplicar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Algunas de las especies de polinizadores están domesticadas, como por ejemplo las abejas melíferas. Casi cuatro de cada cinco flores silvestres necesitan polinización animal, mientras que más de cuatro de cada cinco cultivos se benefician de ella. En las últimas décadas, los polinizadores han disminuido en frecuencia y diversidad en la Unión. En concreto, casi una de cada 10 especies de abejas y mariposas se enfrenta a la extinción, según la Lista Roja Europea.

Nuestra comprensión sobre el estado y las tendencias de los polinizadores, las amenazas que enfrentan y las consecuencias de su pérdida han mejorado significativamente en los últimos tiempos gracias al impulso dado a la investigación en este campo y, en particular, a la actualización de la Lista Roja europea de abejas y mariposas y proyectos ALARM y STEP. Aunque todavía no tenemos una perspectiva completa, estas iniciativas han demostrado que la disminución de los polinizadores es grave y principalmente una consecuencia de las actividades humanas.

La necesidad de una intervención estratégica en diferentes sectores para abordar este complejo desafío ha sido recientemente destacada por el informe de IPBES sobre polinizadores, polinización y producción de alimentos, la primera evaluación mundial de polinizadores.

Por su parte, la CE publicó en 2015, la Comisión publicó la revisión intermedia de la Estrategia de biodiversidad de la UE hasta 2020, que mostró que la polinización podría estar disminuyendo significativamente. Para hacer frente a la desaparición de los polinizadores, desde la Comisión se desarrollará la iniciativa europea sobre polinizadores y se ha puesto en marcha la consulta protagonista de esta noticia, dirigida a científicos, agricultores, empresas, organizaciones medioambientales, autoridades públicas y ciudadanos en general.

El cuestionario elaborado (disponible en 23 idiomas oficiales) cubre las causas, las consecuencias y el alcance de la disminución de polinizadores, las posibles medidas de mitigación y la dimensión comunitaria del problema.

«Los científicos nos han advertido sobre el fuerte declive de los polinizadores en Europa. Disponemos de una buena comprensión de los descensos de algunos polinizadores, mientras que existen lagunas de conocimiento en el caso de otros. Es hora de actuar. Si no lo hacemos, nosotros y nuestras generaciones futuras pagaríamos un precio muy alto», según palabras de Karmenu Vella, comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca.

Por su parte, el comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, recuerda que «los polinizadores son demasiado importantes para nuestra seguridad alimentaria y para las comunidades agrícolas, así como para la vida en el planeta. No podemos permitirnos seguir perdiéndolos».

Dispones hasta el 5 de abril de 2018 para rellenar el cuestionario.

 

Fuente: Comisión Europea.

 

Deja un comentario