Aún lejos de la adopción del libro de reglas del Acuerdo de París

Se preveía que la Conferencia de Bonn sobre el Cambio Climático celebrada hace unos días prepararía el escenario para el éxito en la próxima COP24 de Katowice (Polonia), pero parece que esta etapa aún está lejos de estar lista para el gran momento: la adopción de las directrices para la implementación del Acuerdo de París, proceso conocido oficialmente como Programa de Trabajo del Acuerdo de París (PAWP por sus siglas en inglés) y, más comúnmente, como libro de reglas.

 

 Aunque las negociaciones climáticas han avanzado en la ciudad alemana, aún deben converger en una serie de cuestiones clave para que las Partes de la CMNUCC adopten el paquete en la localidad polaca en diciembre de 2018.Aunque las negociaciones climáticas han avanzado en la ciudad alemana, aún deben converger en una serie de cuestiones clave para que las Partes de la CMNUCC adopten el paquete en la localidad polaca en diciembre de 2018. En este sentido, muchas voces han subrayado la urgencia de avanzar más rápidamente en la finalización de las directrices operativas. El paquete negociado es muy técnico y complejo, pero es necesario ponerlo en marcha para que el mundo pueda monitorear el progreso en la acción climática.

La reciente conferencia de Bonn convocó a los tres órganos subsidiarios de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y reunió a más de 3400 participantes, incluidos casi 2000 funcionarios gubernamentales, 1400 representantes de organismos e instituciones de la ONU, ONG y entidades de la sociedad civil, y 38 miembros de los medios de comunicación.

Además de para progresar en el desarrollo del conocido como libro de reglas del histórico Acuerdo de París, su marco también ha servido para impulsar el Diálogo Talanoa. Basado en la tradición narrativa del Pacífico, el diálogo «inclusivo, transparente y participativo» busca evaluar los esfuerzos globales para cumplir con el objetivo de mitigación a largo plazo del Acuerdo de París y tiene la intención de informar a las Partes sobre las contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC).

El encuentro se centró principalmente en avanzar en el trabajo del Programa de Trabajo del Acuerdo de París (PAWP), un conjunto de decisiones para llevar a la práctica al Acuerdo de París y facilitar su implementación que deberá estar listo en diciembre de 2018.

Los resultados clave del PAWP son los mandatos otorgados para futuras negociaciones:

— Los copresidentes del Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico y Tecnológico (OSACT —SBSTA—), del Órgano Subsidiario de Ejecución (OSE —SBI—) y del Grupo de Trabajo especial sobre el Acuerdo de París (APA) prepararán una nota que considerará todos los puntos y propondrá formas de avanzar. Cabe apuntar que la agenda APA incluía asuntos como los compromisos climáticos, la transparencia de la acción y apoyo y el global stocktake (inventario global) que deberá estar listo en 2023.

— Los copresidentes de la APA prepararán «herramientas» que ayudarán a las Partes a desarrollar una «base acordada para las negociaciones».

— Y habrá una sesión de negociación adicional del 3 al 8 de septiembre de 2018 en Bangkok, Tailandia, que incluirá sesiones resumidas para cada órgano: SBI 48-2, SBSTA 48-2 y APA 1-6. Los textos y borradores de decisiones que se elaboren en la capital tailandesa se remitirán a la COP24 sobre cambio climático de Katowice (Polonia), programada entre el 3 y el 14 de diciembre de 2018.

Una característica única de esta conferencia fue el Diálogo de Talanoa. En un proceso diseñado en torno a las preguntas «¿dónde estamos?», «¿a dónde queremos llegar?» y «¿cómo llegamos?», las Partes y otros grupos de interés (empresas, inversores, administraciones locales y regionales) entablaron un diálogo interactivo sobre estas cuestiones y compartieron más de 700 historias que servirán para la elaboración de un informe de síntesis que se presentará en la próxima COP24.

El OSE y el OSACT consideraron cuestiones relacionadas con la implementación en curso de la CMNUCC y el Protocolo de Kioto. Las decisiones de mayor calado sobre estos temas son:

  • El OSE y el OSACT adoptaron una decisión sobre el Trabajo Conjunto de Koronivia sobre agricultura, que incluye una hoja de ruta sobre los problemas de la comunidad agrícola mundial, cuestiones como las dimensiones socioeconómicas, la seguridad alimentaria, el cambio climático, la evaluación de medidas de adaptación en la agricultura y sus beneficios asociados, la resiliencia y la gestión de la ganadería, entre otros.
  • El OSE recomendó una decisión a la Conferencia de las Partes (COP) respecto a la revisión de la implementación efectiva del Centro y Red de Tecnología del Clima.
  • El OSE también recomendó que la COP concluya la consideración de la coordinación del apoyo a la implementación de actividades relacionadas con las acciones de mitigación en el sector forestal por parte de los países en desarrollo, incluidos los arreglos institucionales.

Otro avance importante ha sido el borrador propuesto para su aprobación en la COP24 en el ámbito de la Acción para el Empoderamiento Climático (ACE), que persigue dar impulso a la educación y la generación de conciencia pública en el marco del Acuerdo de París. El borrador pide a las Partes que designen puntos focales nacionales y desarrollen estrategias nacionales para promover la acción en materia de pedagogía y educación medioambiental.

 

Fuente: IISD, CMNUCC.

Deja un comentario