Conclusiones para la puesta en marcha del Plan de Acción de la UE sobre Economía Circular

El Consejo de Ministros de Medio Ambiente de la UE ha adoptado una serie de conclusiones sobre la ejecución del Plan de Acción de la UE sobre Economía Circular. El documento exige a los Estados miembros la necesidad de reconsiderar los hábitos de consumo y evitar el uso innecesario de plástico.

 

Las conclusiones del Consejo de Ministros de Medio Ambiente de la UE hacen hincapié en que todas las partes interesadas tienen la responsabilidad de tomar las medidas necesarias para el cambio, en relación al diseño, uso y consumo de los productos. Las conclusiones hacen hincapié en que todas las partes interesadas tienen la responsabilidad de tomar las medidas necesarias para el cambio, en relación al diseño, uso y consumo de los productos.

En este sentido, el texto reconoce «la necesidad de facilitar la circularidad de los productos mediante la aplicación de la Directiva sobre diseño ecológico o de otra legislación específica sobre productos, y anima a los Estados miembros y a otras partes interesadas a fomentar el uso de métodos voluntarios de certificación sobre comportamiento medioambiental cuando sea posible, y a contemplar planteamientos voluntarios para el intercambio de buenas prácticas a la hora de sustituir materiales que contengan sustancias de posible riesgo en la fase de diseño». Además, incide en la necesidad de desarrollar alternativas sostenibles, entre ellas soluciones no químicas para materiales y sustancias en la fase de diseño, que garanticen al mismo tiempo un nivel elevado de protección de la salud humana y el medioambiente.

Reconociendo el papel del plástico en todo el mundo, las conclusiones recogen que «es necesario desarrollar cadenas de valor circular del plástico a escala mundial, lo que exige unos sistemas adecuados de prevención, recogida, reutilización y reciclado de residuos plásticos». Asimismo, consideran que la UE se encuentra en una buena posición para encabezar esta transición, y piden a la Comisión y a los Estados miembros que continúen apoyando y promoviendo la actuación internacional y las mejores prácticas mundiales. A este respecto, animan a la Comisión a estudiar las posibilidades de mejorar el controlar de la exportación de residuos plásticos a países de fuera de la Unión que no pueden garantizar un tratamiento de los residuos que proteja la salud humana y el medioambiente y solicitan a la CE que promueva el desarrollo de normas internacionales para impulsar la confianza del sector y de los consumidores en la calidad de los plásticos reutilizables, reciclables o reciclados.

El documento también aboga por que los Estados miembros promuevan una economía circular de los plásticos en actividades de cooperación bilateral y multilateral con terceros países, a fin de ayudar a abordar a escala mundial las cuestiones relacionadas con la prevención de residuos de plásticos, la reutilización y la gestión así como la presencia de sustancias de posible riesgo en productos plásticos, y a fin de movilizar las inversiones públicas y privadas en consecuencia.

Los Estados de la UE-28 también han acogido con satisfacción las normas recientemente propuestas destinadas a frenar el consumo de plásticos de un solo uso y se comprometieron a trabajar arduamente para convertirlas en leyes.

El Consejo ha vuelto a confirmar el potencial de la economía circular para lograr un crecimiento sostenible y reducir la dependencia de la UE de materias primas primarias no renovables, en particular mediante un mayor reciclaje de productos plásticos. Sus miembros han recalcado la importancia de la gestión racional de las sustancias de posible riesgo en los productos y los residuos para establecer ciclos de materiales no tóxicos.

El ministro búlgaro de Medio Ambiente y Agua, Neno Dimov, presidente del Consejo de Ministros de Medio Ambiente, ha asegurado que «la economía circular es el mayor logro de nuestro tiempo. Todos debemos reconsiderar cómo usamos y consumimos plástico».

 

Fuente: Consejo de Europa.

Deja un comentario