Concedida la primera autorización para la utilización de los recursos genéticos españoles procedentes de especies silvestres

A finales del pasado febrero, el Gobierno aprobó el Real Decreto relativo al acceso a los recursos genéticos españoles procedentes de taxones silvestres y al control de su utilización, normativa que entró en vigor el 15 de marzo. Poco más de un mes después y tras numerosas consultas recibidas en la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural, sus responsables acaban de otorgar la primera autorización para una utilización de los recursos genéticos españoles procedentes de especies silvestres.

 

Los recursos genéticos sustentan una parte esencial de la diversidad biológica al constituir el patrimonio genético de las especies. Desempeñan un importante papel en la aplicación de estrategias de conservación tanto de especies como de hábitats. Además, suponen un pilar indispensable para la innovación y el desarrollo de muchos sectores económicos como la medicina, la cosmética o la energía.Mediante el RD que recibió la luz verde en febrero de este año —en línea con el Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo 511/2014—, se desarrollan varios preceptos de la Ley del Patrimonio Natural y la Biodiversidad relacionados con el cumplimiento, por parte de España, del Protocolo de Nagoya, en el marco del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB).

Los recursos genéticos sustentan una parte esencial de la diversidad biológica al constituir el patrimonio genético de las especies. Desempeñan un importante papel en la aplicación de estrategias de conservación tanto de especies como de hábitats. Además, suponen un pilar indispensable para la innovación y el desarrollo de muchos sectores económicos como la medicina, la cosmética o la energía.

La Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) acaba de otorgar la primera autorización de acceso a recursos genéticos españoles procedentes de especies silvestres. En concreto, este permiso ha sido otorgado para una utilizació con fines de investigación no comercial.

Como consecuencia de la aprobación del mencionado Real Decreto, todos los recursos genéticos españoles a los que se acceda para su utilización deberán haberse sometido a los procedimientos de consentimiento previo informado, a la negociación de las condiciones mutuamente acordadas, en las que se plantee un reparto de sus potenciales beneficios, y a la obtención, como prueba de haber cumplido con ambos requisitos, de una autorización de acceso otorgada por el Ministerio.

«De esta manera, se pone en valor la biodiversidad autóctona como fuente de innovación en la economía española, de forma que la utilización de los recursos genéticos españoles suponga un incentivo y una nueva fuente de financiación innovadora para la conservación de la biodiversidad», subrayan desde el Mapama.

Desde la entrada en vigor de esta normativa el pasado 15 de marzo, han sido numerosas las consultas recibidas sobre el acceso a los recursos genéticos y su utilización, lo que es una prueba clara de la necesidad de la correcta regulación de esta materia. «De otra forma, se privaba a la sociedad española de compartir los potenciales beneficios que pueden generar esos importantes recursos», puntualiza el comunicado difundido por la cartera que dirige Isabel García Tejerina.

Fuente: Mapama.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.