Comienza la COP23 sobre cambio climático, con una gran labor por hacer para asegurar que las metas de París sean alcanzables

Hoy se inaugura la Conferencia de Bonn (Alemania) sobre el cambio climático (COP23)se inaugura hoy y se desarrollará hasta el 17 de noviembre bajo la Presidencia de Fiji. Los negociadores presentes tendrán como prioridad avanzar en asuntos relacionados con la operatividad del Acuerdo de París, y deberán adoptar de manera urgente compromisos climáticos más ambiciosos para garantizar que los objetivos del pacto mundial son alcanzables, según el último informe sobre la brecha de emisiones del PNUMA.

 

Con 163 países que ya han comunicado sus Contribuciones Nacionales Determinadas, incluso la implementación total de dichos planes de reducción de emisiones pone en camino al mundo hacia un aumento de la temperatura de, al menos, 3 °C para el año 2100.La octava edición de Emissions Gap Report (Informe sobre la brecha de las emisiones), correspondiente a 2017, considera que los compromisos nacionales comunicados a la Secretaría de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) solo alcanzarían un tercio de la reducción de emisiones requerida en 2030 para cumplir los objetivos climáticos. Y esto, siempre y cuando el sector privado y los actores subnacionales aumenten su tasa a una escala que ayude a cerrar esta brecha tan preocupante.

 

El Acuerdo de París busca limitar el calentamiento global a menos de 2 °C y trabajar por lograr el objetivo más ambicioso de los 1,5 °C. Cumplir este propósito reduciría la probabilidad de impactos climáticos severos que podrían dañar la salud humana, los medios de subsistencia y las economías de todo el mundo.

A día de hoy, con 163 países que ya han comunicado sus planes de reducción de emisiones de forma oficial, incluso la implementación total de dichas Contribuciones Nacionales Determinadas (NDC, por sus siglas en inglés)—condicionales e incondicionales— pone en camino al mundo hacia un aumento de la temperatura de, al menos, 3 °C para el año 2100. Esto significa que los gobiernos deben comprometerse de forma más contundente en la revisión programada para 2020, alerta el informe del PNUMA.

A esto hay que añadir que, si Estados Unidos finalmente cumpliera con su intención declarada de abandonar el Acuerdo de París en 2020, el panorama sería más alarmante.

La situación actual, según el análisis recogido en el presente documento, concluye que las promesas actuales del Acuerdo de París harían que las emisiones en 2030 superen en 11-13.5 gigatoneladas de dióxido de carbono equivalente (GtCO2e) el nivel necesario para mantener al mundo en el camino de menor coste hacia el objetivo de los 2 °C. Cabe apuntar que 1 GtCO2e equivale aproximadamente a un año de emisiones del transporte en toda la Unión Europea (incluida la aviación).

La brecha de emisiones en el caso del objetivo de los 1,5 °C es de 16 a 19 GtCO2e, lo que está por encima de las estimaciones previas, según nuevos estudios disponibles.

Ante este escenario, el documento expone formas prácticas de reducir las emisiones a través de una rápida acción de mitigación basada en opciones existentes en los sectores de la agricultura, la construcción, la energía, la silvicultura, la industria y el transporte.

Las medidas enérgicas contra otros causantes del cambio climático, como los hidrofluorocarbonos, a través de la Enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal, y otros contaminantes climáticos de vida corta (como el carbono negro), también podrían ser una contribución real.

Asimismo, las inversiones en tecnología en los sectores mencionados —con un coste de menos de 100 USD por tonelada de CO2 evitada y a menudo mucho menos— podrían ahorrar hasta 36 GtCO2e por año antes de 2030, incide el documento.

«Gran parte del potencial en todos los sectores proviene de la inversión en energía solar y eólica, aparatos y automóviles de pasajeros eficientes, reforestación y detener la deforestación. Centrarse solo en las acciones recomendadas en estas áreas, que tienen costes modestos o netos negativos, podría reducir hasta 22 GtCO2e en 2030», continúa el texto.

«Estos ahorros por sí solos pondrían al mundo bien encaminado para alcanzar el objetivo de 2 °C, y desbloquearían así la posibilidad de alcanzar la aspiración de los 1,5 °C».

Por otro lado, «evitar nuevas plantas de energía a base de carbón y acelerar la eliminación progresiva de las plantas existentes, y asegurar también el manejo cuidadoso de cuestiones como el empleo, los intereses de los inversores y la estabilidad de la matriz eléctrica ayudaría a lograr las metas globales». Al mismo tiempo, también se proponen otras opciones como la eliminación de CO2 de la atmósfera, mediante forestación, reforestación, manejo forestal, restauración de tierras degradadas y mejora del carbono en el suelo.

Pincha sobre la imagen para descargarte el informe Emissions Gap Report 2017 desde nuestra Biblioteca.

 

Emissions Gap Report 2017

Fuente: PNUMA, COP23.

Deja un comentario