Claves para el cumplimiento del Reglamento de la Madera de la UE (EUTR)

En el marco de FIMMA Maderalia 2016, la 37.ª edición de la Feria Internacional de Maquinaria y Herramientas para la Madera, Mueble, Carpintería y Decoración, los expertos de la Asociación para la Sostenibilidad Forestal (PEFC España) organizaron ayer una sesión formativa en la que se presentaron las claves para el cumplimiento del Reglamento EUTR de la Unión Europea sobre comercialización legal de la madera, a través de la Certificación de Cadena de Custodia PEFC.

 

El Reglamento (UE) Nº 995/2010 del Parlamento Europeo y del Consejo, conocido como EUTR, entró en vigor en marzo de 2013 con el fin de proteger la gran variedad de beneficios ambientales, económicos y sociales que aportan los montes.

La tala ilegal deriva en graves impactos económicos, medioambientales y sociales, ya que produce deforestación, acelera el cambio climático, causa importantes perjuicios a los agentes que cumplen con la legalidad y agrava los conflictos relacionados con la tierra y sus recursos. Asimismo, el comercio asociado a esta práctica también constituye un asunto preocupante para el sector forestal.

El Reglamento (UE) Nº 995/2010 del Parlamento Europeo y del Consejo, conocido como EUTR, entró en vigor en marzo de 2013 con el fin de proteger la gran variedad de beneficios ambientales, económicos y sociales que aportan los montes. Entre estos beneficios, se cuentan la madera y los productos forestales no madereros, así como los servicios medioambientales esenciales para el hombre como el mantenimiento de la biodiversidad y las funciones de los ecosistemas y la protección del sistema climático.

La creciente demanda mundial de madera y productos de la madera, junto con las deficiencias institucionales y de gobernanza del sector forestal en algunos países productores de madera, la tala ilegal y su comercio asociado suponen una grave amenaza para los montes, puesto que contribuyen al proceso de deforestación y de degradación de los bosques, responsable de aproximadamente un 20 % de las emisiones mundiales de CO2. Además, es un riesgo para la biodiversidad y debilita la gestión y el desarrollo sostenibles de los montes, incluida la viabilidad comercial de los agentes que desarrollan su actividad con arreglo a la legislación aplicable. También contribuye a la desertificación y a la erosión del suelo, y puede acelerar fenómenos meteorológicos extremos y las inundaciones.

Para frenar el avance de las prácticas ilegales en la gestión de las masas forestales y en la comercialización de sus productos, el Reglamento de la Madera de la Unión Europea prohíbe la comercialización en el mercado europeo de madera aprovechada ilegalmente. Asimismo, el texto recoge los requisitos que las empresas de la UE deben cumplir para minimizar el riesgo de comercializar madera ilegal, que fueron explicados ayer en detalle por los responsables de PEFC España y otros expertos ante una concurrida audiencia formada por representantes de asociaciones, industrias e importadores de la madera, empresas del sector del bricolaje, carpintería, suelos y mueble, interioristas y arquitectos.

En concreto, Ana Belén Noriega, secretaria general de PEFC España, incidió en que «la certificación de Cadena de Custodia PEFC ofrece a las empresas un mecanismo efectivo para demostrar el cumplimiento de los requisitos del Reglamento EUTR, ya que el Plan Nacional de Control otorga a las empresas certificadas un elevado grado de confianza sobre el cumplimiento de la normativa».

Esta normativa exige a las empresas que comercializan por primera vez madera o productos madereros en el mercado europeo (tanto importada como de origen europeo) que implanten un Sistema de Diligencia Debida (SDD). Por su parte, las empresas que venden dentro de la UE productos madereros ya comercializados son responsables de mantener un registro de sus proveedores y clientes para facilitar la trazabilidad de estos productos.

El Reglamento también afecta a las empresas situadas fuera de la UE, ya que sus productos pueden ser importados e integrados en la cadena de suministro comunitaria.

Otros intervinientes en la jornada fueron José Brotons, jefe del Servicio EUTR del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), Fermín Olabe, director del Servicio de Montes del Gobierno de Navarra, y Pablo Narváez, responsable de Cadena de Custodia y Desarrollo de Marca de PEFC España.

Brotóns aclaró en su intervención que el Reglamento de la Madera comunitario «tiene en cuenta que el material sea certificado como medio para considerar la madera de bajo riesgo», mientras que Olabe defendió que «hay que tomar la EUTR como una oportunidad para la promoción de la madera y además permite demostrar que en España se está haciendo una gestión correcta de los montes».

Para concluir, Narváez centró su intervención en la parte técnica y explicó cómo funciona la certificación de Cadena de Custodia, el Sistema de Diligencia Debida de PEFC y cómo es el proceso por el que estas herramientas facilitan el cumplimiento de la EUTR.

Claves del Sistema de Diligencia Debida

Las claves del SDD de PEFC para cumplir el EUTR y minimizar el riesgo de que los productos madereros procedan de un aprovechamiento ilegal son tres:

Imagen: PEFC España.

El EUTR recoge los requisitos que las empresas de la UE deben cumplir para minimizar el riesgo de comercializar madera ilegal, que fueron explicados por los responsables de PEFC España y otros expertos ante una concurrida audiencia formada por representantes de asociaciones, industrias e importadores de la madera, empresas del sector del bricolaje, carpintería, suelos y mueble, interioristas y arquitectos.

1.º Información: Las empresas deben tener acceso a información sobre el nombre de la madera y los productos madereros, el país de aprovechamiento, las especies, la cantidad, datos del proveedor e información sobre el cumplimiento de la legislación aplicable en el país de origen.

2.º Evaluación del riesgo: Basándose en la información aportada y los criterios recogidos en el Reglamento EUTR, las empresas deben evaluar el riesgo del origen ilegal de la madera que incorporan a su cadena de suministro. Los suministros con riesgo «despreciable» pueden ser comercializados.

3.º Mitigación del riesgo: En caso de que el producto tenga riesgo «no despreciable», las medidas tomadas para mitigar el riesgo pueden reducirlo al mínimo de manera efectiva. Las medidas pueden consistir en solicitar información adicional a los proveedores o solicitar al proveedor que se certifique, entre otros.

Cabe subrayar que el pasado 4 de diciembre el Consejo de Ministros dio luz verde al Real Decreto 1088/2015 para asegurar la legalidad de la comercialización de la madera y sus productos.

 

Fuente: PEFC España.

Deja un comentario